Nueve estados de EEUU frenan planes de reapertura debido a incremento en casos de coronavirus

Florida y Texas cierran los bares para evitar más contagios
Nueve estados de EEUU frenan planes de reapertura debido a incremento en casos de coronavirus
Un bar en Wisconsin en la reapertura.
Foto: Scott Olson / Getty Images

Al menos nueve estados de Estados Unidos anunciaron esta semana que no continuarán con sus fases de reapertura debido al avance en el coronavirus.

Arizona, Arkansas, Delaware, Idaho, Louisiana, Maine, Nevada, Nuevo Mexico y North Carolina son algunas de las demarcaciones que, en medio de un incremento repentino en casos de COVID-19 han decidido frenar las próximas fases de reapertura.

La cadena CNN reportó este viernes que, a nivel más general, más de 30 estados batallan con el incremento en infecciones después de cuatro meses de haberse reportado el primer caso en el país.

La Administración de Donald Trump ha insistido en que la subida en contagios responde a una mayor capacidad para realizar pruebas diagnósticas.

“Hasta cierto punto, el volumen de nuevos casos que están llegando es muestra del gran éxito que hemos tenido expandiendo las pruebas a todo el país”, dijo ayer el vicepresidente Mike Pence.

Sin embargo, ésa no es necesariamente la idea que comparte el gobernador de Texas, Greg Abbott.

Para el funcionario, la subida estaría relacionada con cierto tipo de actividades masivas.

“En este momento está claro que el incremento en casos está impulsado en gran medida por cierto tipo de actividades, incluyendo las reuniones en bares”, dijo Abbott en un comunicado de prensa este viernes.

Texas

El caso de Texas es particularmente llamativo en términos de números récord. El estado, uno de los primeros en reabrir, reportó 5,996 nuevos casos el jueves, y 5,707 el viernes.

Las autoridades en la demarcación ordenaron restricciones adicionales a negocios, incluyendo que los bares solo estén abiertos para hacer entregas y “take-out”.

Además, funcionarios locales deberán aprobar cualquier actividad o encuentro en las que se vayan a congregar 100 personas o más.

Florida

En Florida, en los últimos dos días los casos ascienden a 10,000.

Sin embargo, el gobernador Ron DeSantis lo atribuyó al “montón de pruebas”.

“Nada ha cambiado en la última semana”, sostuvo el mandatario quien agregó que los nuevos casos involucran a jóvenes, usualmente, asintomáticos, que se contagiaron por transmisión comunitaria.

El Departamento de Regulación de Negocios de Florida anunció ayer la suspensión de la venta de alcohol en bares en todo el estado, debido al aumento de casos positivos.