Cecily Aguilar, acusada de desmembrar a Vanessa Guillén, posó “topless” en Instagram

Todo indica que para Aguilar no existe la palabra censura...

Cecily Aguilar, acusada de desmembrar a Vanessa Guillén, posó “topless” en Instagram
La acusada Cecily Aguilar se presentó en corte este lunes.
Foto: Sheriff Condado Bell / Cortesía

Para Cecily Aguilar no existe la palabra censura…

A juzgar por sus publicaciones en redes como Instagram, la acusada de participar en el asesinato de la soldado Vanessa Guillén sirvió su intimidad en bandeja por redes sociales en todas las formas posibles.

La joven de 22 años no solo posa con armas de alto calibre en varias de las instantáneas, también se le ve en posiciones sugerentes desde la gasolinera donde laboraba, como ya te reportamos antes.

Sin embargo, el exhibicionismo de la estadounidense no quedó ahí.

En varias imágenes, se le puede ver en “topless” desde el baño dejando expuesto parte de sus senos.

En otras, presume sus tatuajes con poca ropa.

View this post on Instagram

#tattoos #inkedgirls #inked

A post shared by Cecily Aguilar (@cecily5818) on

View this post on Instagram

Bath time #tattedup #tattoosleeves

A post shared by Cecily Aguilar (@cecily5818) on

Ahora, las energías de Aguilar deberán reenfocarse en preparar su defensa en vista de los cargos federales que enfrenta en Texas por ayudar a desmembrar e intentar quemar el cadáver de la militar, cuyos restos fueron identificados esta semana.

Aguilar, la única acusada en relación con la desaparición y disposición del cadáver de Guillén, ayudó a investigadores a ubicar a su pareja, el también militar Aaron David Robinson antes de que éste fuera interceptado por las autoridades.

Robinson, según la denuncia criminal disponible, la emprendió contra Guillén con un martillo en la cabeza en la armería de la base el pasado 22 de abril, antes de que sus parientes la reportaran como desaparecida.

La acción se habría dado luego de que se enfrentara en un altercado verbal con la joven de origen mexicano, supuestamente, por su relación con Aguilar, según la versión que manejan las autoridades. Posteriormente, ambos trasladaron el cuerpo a una zona cerca del río León en el condado Bell donde dispersaron los restos en al menos tres fosas luego de que, sin éxito, intentaran quemar el cadáver.

El Especialista del Ejército murió tras dispararse en la cabeza cuando investigadores lo abordaron, el 30 de junio, mientras caminaba por una avenida en Killeen, no muy lejos de Fort Hood.