Cuántas personas no serían elegibles a segundo cheque de estímulo si se limita a ingresos de $40,000 o menos

Hay posiciones encontradas sobre el nivel de ingresos para que los estadounidenses se beneficien de un nuevo cheque

Las personas de bajos ingresos tienen menos capacidad de ahorro.
Las personas de bajos ingresos tienen menos capacidad de ahorro.
Foto: Pexels

Si el Congreso de Estados Unidos aprueba una segunda ronda de cheques de estímulo que aplique solo a quienes ganan $40,000 anuales o menos, unas 60 millones de personas que recibieron el primer cheque de $1,200 quedarían excluidas del segundo pago.

La cifra que cita CBS News en un reporte este viernes proviene del Servicio de Rentas Internas (IRS), entidad encargada de la distribución de los “Pagos de Impacto Económico” en virtud de la ley CARES aprobada en marzo pasado.

Las disposiciones de elegibilidad bajo la ley establecen que la ayuda aplica a los estadounidenses que presentan declaraciones de impuestos con ingresos brutos ajustados de hasta $75,000 y hasta $150,000 para parejas casadas que presenten declaraciones en conjunto.

En el caso de contribuyentes que reportan “ingresos por encima de esos montos, el monto del pago se va reduciendo $5 por cada $100 por encima de los umbrales de $75,000/$150,000”.

En total, según las cifras disponibles en la página web del IRS hasta principios de junio, la agencia había enviado más de 159 millones de pagos por un total de $267,000 millones de dólares en un periodo de dos meses.

“De los pagos, 120 millones se enviaron a estadounidenses mediante depósito directo, 35 millones por cheque y 4 millones de pagos se realizaron en forma de tarjeta de débito prepagada”, precisó la entidad.

Segundo cheque para menos contribuyentes

Sin embargo si -como se vislumbra- se impone el límite de $40,000 en ingresos (o $80,000 para parejas casadas) como requisito para cobrar un segundo cheque, se dejaría fuera a unos 60 millones de potenciales beneficiarios (contribuyentes de clase media) que están sobre ese umbral y que sí recibieron la primera ayuda.

Este argumento ha sido sostenido por la portavoz de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien ha expresado sus reservas sobre la posibilidad de que los pagos se limiten al referido nivel de ingresos.

Datos de la Reserva Federal sustentan la propuesta que fue adelantada por líderes como el contraparte de Pelosi en el Senado, Mitch McConnell.

Cerca del 40% de los estadounidenses que ganan menos de $40,000 dólares anuales perdió su empleo en marzo, indicó Jerome Powell, presidente de la Fed, a mediados de mayo en una presentación en Peterson Institute for International Economics. Partiendo de esa premisa, el límite de $40,000 le permitiría al Congreso federal ayudar a los grupos más azotados por la emergencia sanitaria.

Por otro lado, en aras de mantener en cintura las finanzas gubernamentales, los republicanos se inclinarían a una inversión de aproximadamente $1 billón de dólares en un próximo paquete. Entre algunos sectores más conservadores persiste la preocupación sobre la deuda que podría acarrear una nueva legislación de estímulo que exceda esa cifra.