Facebook, YouTube y Twitter retiran un video falso que aseguraba que la hidroxicloroquina cura el COVID-19

Las afirmaciones falsas contrastan con los consejos de los funcionarios de salud pública de prevenir la propagación del coronavirus

Facebook, YouTube y Twitter retiran un video falso que aseguraba que la hidroxicloroquina cura el COVID-19
Un estudio señala que la hidroxicloroquina tiene efectos secundarios graves como debilidad muscular y arritmia cardíaca.
Foto: GEORGE FREY / AFP / Getty Images

Facebook retiró un vídeo publicado por el sitio de noticias Breitbart que fue retuiteado por el Presidente Donald Trump en el que se afirma que la hidroxicloroquina “es una cura para la COVID-19”.

El video, que acumuló más de 17 millones de visitas, mostraba a un grupo de personas que se hacían llamar “Médicos de primera línea de Estados Unidos” sobre los escalones del Capitolio, dirigidos por Stella Immanuel, una doctora de Houston que dijo que el gobierno y los medios de comunicación “aterrorizaron a los ciudadanos sobre el coronavirus”.

Immanuel afirmó que está usando la hidroxicloroquina  gracias a un estudio de 2005 publicado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en el que se afirma que la cloroquina, una versión más tóxica de la hidroxicloroquina, puede prevenir la propagación del coronavirus en las células.

La doctora dijo en el video que ella, junto con su personal, ingirieron la droga como profilaxis y que ha tratado a más de 350 pacientes con la droga y “ninguno de ellos murió”. Immanuel agregó que los estudios que la prohíben son falsos y que las compañías farmacéuticas están mintiendo. La doctora aseguró que las personas “no necesitan de una mascarilla y tampoco estar confinados en sus casas”.

El mes pasado el NIH detuvo un ensayo clínico de la droga diciendo que aunque un estudio demostró que el tratamiento no causaba ningún daño, la hidroxicloroquina era “muy poco probable que sea beneficiosa para los pacientes hospitalizados con COVID-19“. El NIH ha insistido en no utilizar la droga como tratamiento para el coronavirus.

El video del grupo de médicos fue retirado de las redes de Facebook y YouTube. El director de comunicaciones de políticas de Facebook Andy Stone escribió en su cuenta de Twitter diciendo que: “Lo retiramos por compartir información falsa sobre curas y tratamientos para COVID-19“.

Sin embargo, varias versiones del video siguieron circulando en Twitter  durante la mañana de este martes a la que el presidente Trump retuiteó, según una captura de pantalla elaborada por el Daily Mail antes de que fuera eliminada. Un portavoz de Twitter dijo que el video violó su política de desinformación por lo cual está tomando medidas.

Trump reveló en mayo que había tomando una dosis durante dos semanas de hidroxicloroquina de forma profiláctica.

Relacionado: Los pacientes de COVID-19 tratados con hidroxicloroquina corren riesgo cardíaco, según un estudio.

Sobre el video difundido en las redes sociales, Kevin Roose, corresponsal de la sección de tecnología del periódico The New York Times, escribió que recordaba ningún video que “hubiera sido difundido tan rápido”, agregando que se distribuyó a una mayor velocidad que la película “Plandemic”, sobre una conspiración, que fue vista por al menos 8 millones de personas antes que las redes sociales entrarán en acción.

YouTube eliminó el video luego de registrar una transmisión de cerca de dos horas de duración del mismo grupo de médicos haciendo las mismas afirmaciones sobre la hidroxicloroquina. Es importante recordar que hasta el momento no existe un tratamiento aprobado para el coronavirus y varios son los laboratorios que buscan desarrollar una vacuna que podría estar disponible a finales de este año.

Relacionado: La primer vacuna contra la COVID-19 testeada en humanos es desarrollada por Moderna Inc. en Estados Unidos, muestra ser segura y genera respuesta inmune.

El interés mundial por la hidroxicloroquina, una droga normalmente usada para tratar la malaria, la artritis reumatoide y el lupus, se incrementó a principios de año después que estudios de China y Francia sugirieron que podría ser usada para tratar la COVID-19.

El respaldo que ofrecieron los presidentes Trump y Jair Bolsonaro de Brasil, incrementaron el interés por la droga, sin embargo las investigaciones han demostrado que el tratamiento no benefició a pacientes con COVID-19. Junto al NIH, la FDA advirtió que la droga puede desencadenar ritmos cardíacos anormales.

También te interesará: