Sindicato de USCIS se opone a política de Trump contra solicitantes de asilo

"El Poder Ejecutivo de nuestro Gobierno ha intentado desmantelar nuestro sistema"
Sindicato de USCIS se opone a política de Trump contra solicitantes de asilo
Los empleados federales no están de acuerdo con Trump.
Foto: Saul Loeb / Getty Images

El sindicato que representa a unos 14,000 empleados del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) presentó un informe en favor de una demanda contra la política del Gobierno del presidente Donald Trump que obliga a los solicitantes de asilo a regresar a México y permanecer allí mientras se procesan sus solicitudes.

La solicitud del sindicato National CIS 119, realizada a través de un “amicus brief” (moción presentada por una parte ajena a un litigio), se da en respaldo a una demanda entablada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) contra el programa conocido como “Protocolos de Protección de Migrantes” (MPP).

Relacionado: USCIS ajusta sus tarifas migratorias para “evitar” déficit mil millonario

“En los últimos tres años, el Poder Ejecutivo de nuestro Gobierno ha intentado desmantelar nuestro sistema cuidadosamente elaborado de investigación de solicitudes de asilo y, con ello, la posición de Estados Unidos como líder mundial en protección de refugiados”, escribe sindicato en el “amicus brief”.

El MPP es parte de ese desmantelamiento (…). Los miembros del Consejo 119 se mantienen firmes en su compromiso de servir a nuestro país al continuar con su orgullosa tradición como refugio para los perseguidos y al mismo tiempo garantizar la seguridad de los ciudadanos estadounidenses”, agrega el escrito entregado este lunes al Primer Circuito de Apelaciones.

El sindicato asegura que “el MPP traiciona esta tradición y obligaría a los miembros del Consejo 119 a tomar medidas contrarias a su juramento de respetar las leyes de inmigración de nuestra nación”.

Relacionado: Transgénero mexicana gana asilo y demanda por discriminación laboral

Según un comunicado de ACLU, más de 60,000 solicitantes de asilo han sido enviados a ciudades peligrosas en México, esperando durante muchos meses para que sus casos sean escuchados.

En medio de la pandemia de coronavirus, los procedimientos judiciales de MPP están en espera indefinidamente, dejando a miles de personas varadas por más tiempo.

“Lejos de proporcionar ‘protección’ a los migrantes y solicitantes de asilo, la política ha expuesto a las personas ya vulnerables a un mayor riesgo de violencia y persecución”, asegura ACLU.