21% votos Demócratas inválidos tras ser enviados por correo en Nueva York

Fueron descalificadas por llegar tarde, falta de matasellos, no incluir la firma del votante u otros defectos

21% votos Demócratas inválidos tras ser enviados por correo en Nueva York
USPS aparentemente se vio desbordado
Foto: MICHAEL REYNOLDS / EFE

Más de 84 mil votantes Demócratas que intentaron sufragar en las primarias presidenciales en NYC, no pudieron hacerlo porque sus boletas fueron invalidadas, según las nuevas cifras publicadas por la Junta Electoral (BOE).

El BOE de la ciudad recibió 403,103 boletas por correo para las primarias del 23 de junio. Pero los resultados certificados publicados el miércoles revelaron que sólo se contabilizaron 318,995. Eso significa que 84,108 papeletas no fueron contadas o resultaron invalidadas, equivalente al 21% del total.

En promedio, una de cada cinco papeletas enviadas por correo fue descalificada por llegar tarde, falta de matasellos, no incluir la firma del votante u otros defectos.  De ellas, 30 mil boletas por correo fueron invalidadas sólo en Brooklyn.

La alta tasa de invalidación proporciona más pruebas de que los funcionarios electorales y el Servicio Postal (USPS) estaban lamentablemente mal preparados para manejar y procesar la avalancha de boletas por correo para evitar el sufragio presencial por el coronavirus.

Ello, aunque las primarias se retrasaron del 28 de abril al 23 de junio por la pandemia.

El gobernador Andrew Cuomo firmó una orden ejecutiva para que fuese más fácil votar por correo. El estado también costeó sobres prepagos para que los electores enviaran sus boletas.

“Una tasa de invalidación del 26% es asombrosa. Es muy preocupante”, dijo Arthur Schwartz, quien representó a varios candidatos en una demanda federal alegando que los votantes estaban privados de sus derechos sobre el manejo de boletas por parte del BOE y el Servicio Postal.

La jueza federal Analisa Torres de NY dictaminó el lunes que miles de votantes fueron privados de sus derechos debido al envío y procesamiento tardío. Y ordenó que se contaran las boletas recibidas hasta el 25 de junio -dos días después de los comicios- aunque la Junta Electoral del estado dijo que está apelando el fallo.

Además de los envíos y el procesamiento tardío, Schwartz dijo que se invalidaron muchas boletas porque los votantes no firmaron el sobre interior que venía con él. Pero asegura que no fue culpa de los votantes. “El sobre con las instrucciones para la firma estaba tan mal diseñado”, señaló.

Doug Kellner, copresidente de la Junta Electoral del estado, estuvo de acuerdo con las críticas. “La tasa de invalidación es más alta de lo que hubiera predicho”, dijo a New Yorl Post.

El bochorno local se desarrolla a medida que el mandatario Donald Trump continúa señalando a Nueva York para sustentar su caso contra la votación por correo en las presidenciales de noviembre.

“Es un desastre”, dijo Trump el lunes al comentar la situación en Nueva York. “Nadie sabe qué sucede con las papeletas perdidas y las fraudulentas”.