5 cosas que debes saber sobre la vacuna rusa contra el coronavirus

Según el ministerio ruso de Salud, puede ofrecer protección hasta por dos años
5 cosas que debes saber sobre la vacuna rusa contra el coronavirus
La vacuna rusa contra el coronavirus se aplica en dos dosis.
Foto: EFE

En medio del escepticismo científico internacional, el presidente ruso Vladimir Putin anunció este martes la aprobación de su vacuna contra el COVID-19, llamada Sputnik V; incluso señaló que una de sus hijas ya la recibió.

Sin embargo, expertos médicos en el mundo han expresado su desconfianza ante la carencia de ensayos clínicos para probar el fármaco y la rapidez con que fue desarrollado. Estos son cinco datos que debes saber sobre la vacuna rusa contra el coronavirus.

¿De qué está hecha?

Sputnik V contiene un vector adenoviral, es decir, adenovirus modificados genéticamente para actuar como el nuevo coronavirus, a fin de que el organismo produzca una respuesta inmune. Los adenovirus son los causantes de gran parte de los resfriados comunes. Este mismo principio está siendo utilizado en el desarrollo de la vacuna de la Universidad de Oxford y la farmacéutica Astra-Zeneca.

La vacuna rusa se aplica en dos dosis.

¿Funciona?

De acuerdo con el sitio oficial de la vacuna, el fármaco produce una “fuerte respuesta inmunitaria celular y de anticuerpos”, al punto que puede ofrecer inmunidad durante dos años.

Algunos expertos han expresado que probablemente la vacuna rusa produzca anticuerpos, pero es difícil saber si impide el contagio de la enfermedad. Sin embargo, el gobierno ruso aseguró que “ni un solo participante de los ensayos clínicos actuales se infectó de COVID-19 después de ser administrado con la vacuna”.

¿Qué significa que no pasó por la Fase 3 de pruebas?

El presidente Putin aseguró que la vacuna rusa es eficaz, forma una inmunidad estable y “ha pasado por todas las pruebas necesarias”. Sin embargo, al comunidad científica internacional, incluyendo a la Organización Mundial de la Salud, han expresado su escepticismo ante la falta de una Fase 3 de ensayos clínicos.

En abril pasado el gobierno ruso promulgó una ley que permitió aprobar una vacuna sin necesidad de realizar un ensayo de la Fase 3. El gobierno ruso informó que había realizado pruebas en 2,000 voluntarios, lo que, para los estándares mundiales, equivale a un ensayo de Fase 1. En la Fase 3 el fármaco debe administrarse a decenas de miles de personas para comprobar su seguridad y eficacia.

¿Tiene efectos secundarios?

De acuerdo con el gobierno ruso, ningún voluntario desarrolló efectos secundarios importantes o no deseados después de recibir la dosis de la vacuna, pero los expertos señalan que es poco probable encontrar secuelas al aplicar el medicamento en tan pocas personas.

Al hacer el anuncio sobre la vacuna, el presidente Putin aseguró que su hija sólo sufrió un leve aumento de temperatura, pero por lo demás, ya se sentía bien.

¿Cómo la desarrollaron tan rápido?

La farmacéutica Binnofarm y el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya serán los encargados de producir la vacuna. El profesor Víctor Zúyev, jefe del Departamento de Microbiología de Enfermedades Latentes del Centro Gamaleya, explicó en los medios locales que la experiencia adquirida por los científicos rusos durante sus trabajos de la vacuna contra el ébola contribuyó al rápido desarrollo de la Sputnik-V.

“No hay nada sorprendente. Hicieron esta vacuna en la misma plataforma que la del ébola, por eso fue creada tan rápidamente“, aseguró el especialista y destacó la alta especialidad de los científicos rusos que trabajaron en la vacuna contra el COVID-19.