Exigen al NYPD demostrar que no hay plan deliberado en presunta reducción de sus operativos

El Defensor del Pueblo, Jumaane Williams recogió las preocupaciones de residentes que temen que haya una relación entre el aumento de la violencia y el comportamiento de la Uniformada

Exigen al NYPD demostrar que no hay plan deliberado en presunta reducción de sus operativos
Foto: Getty Images

Los hechos violentos siguen disparados en la Gran Manzana, y con incidentes que preocupan a la comunidad, como el ocurrido hace unos días en Astoria, donde cuatro hombres fueron baleados a plena luz del día, a las afueras de un complejo de edificios de NYCHA, residentes del sector, como Fernando Garay, temen que el NYPD esté disminuyendo sus acciones policiales adrede, y que esa sea una de las causas para que los delitos estén en aumento.

“No creo que las cosas sean coincidencia. Pienso que los agentes, o están desmoralizados porque les quitaron recursos o están haciendo menos presencia, como una manera de presionar para mostrar que realmente su trabajo tiene que ser respetado”, comentó el colombiano, quien asegura ver menos presencia de agentes en las calles.

José González, quien trabaja en un restaurante de Long Island City, comparte la misma percepción y dijo en su argot colombiano que “la policía se echó a las petacas” (no está haciendo lo que tiene que hacer).

“Creo que están molestos porque los está metiendo en cintura y aunque me niego a creer que se trate de un plan desde arriba, pienso que hay algunos oficiales que se han relajado, porque uno hasta los mira en sus patrullas estacionados, muy relajados”, comentó.

Y recogiendo preocupaciones similares sobre una presunta disminución “calculada” en la labor policial del NYPD, el Defensor de Pueblo, Jumaane Williams envió una carta al Comisionado de Policía de la Ciudad, Dermot Shea, en la que solicitó datos específicos sobre la cantidad de acciones policiales de marzo a agosto de los últimos tres años para confirmar o desmentir lo que el funcionario llamó “rumores”.

Este rumor continúa creciendo a medida que aumenta el número de muertos. Espero sinceramente que pueda demostrar con certeza que no existe tal desaceleración en ningún individuo en los precintos ni dentro del NYPD en su conjunto”, dijo el Defensor del Pueblo. “Los neoyorquinos deben saber que durante una emergencia (como lo esla pandemia del COVID-19), sus agentes del orden público estarán presentes y actuarán en el mejor interés de las comunidades a las que sirven”.

Williams insistió en que “han circulado rumores de que el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) está participando en una desaceleración deliberada y este rumor sigue fortaleciéndose a medida que aumenta el número de muertos”. Al mismo tiempo destacó que tiene “la esperanza” de que el NYPD pueda demostrar que no existe una “desaceleración en ningún recinto individual ni en el Departamento de Policía en general.

“Así como la confianza de la comunidad en nuestra policía puede degradarse por una aplicación excesiva (de la ley), también puede degradarse por una aplicación insuficiente”, advirtió el Defensor.

Catalina Cruz, asambleísta por Corona Queens, una de las zonas de Nueva York con mayores denuncias de abuso policial de la ciudad, apoyó el llamado a rendir cuentas al NYPD y dijo que de haber una reducción planeada se deben tomar medidas.

“La disminución de la actividad policiaca me parece preocupante, y lo que me parece más grave es que la policía se esté poniendo un manto de ‘no es mi culpa’. Y encima está echándole la culpa a los legisladores porque se les puso un freno para que hagan bien un trabajo, que antes hacían de manera brutal”, dijo Cruz. “Si no pueden hacer su trabajo con las nuevas reglas, entonces que pongan un nuevo comisionado y nuevos agentes, pero me preocuparía que tal vez quieran intimidar y quieran hacer ver como si los cambios en las leyes fuera a contribuir al incremento en la violencia”.

El concejal Ydanis Rodríguez, también consideró apropiado que el NYPD enseñe cifras para analizar mejor su accionar, pero le dio al NYPD el beneficio a la presunción de inocencia y advirtió que hasta ahora nadie ha comprobado que estén implementando un plan deliberado de reducción de labores.

“Apoyo cualquier iniciativa para aumentar la seguridad en vecindarios, especialmente los más afectados por la violencia, y me sumo al llamado que hizo el presidente de Brooklyn para pedir al NYPD que entregue un reporte que muestre en qué tiempo están respondiendo a los llamados de emergencia, partiendo de las zonas postales”, dijo el político del Alto Manhattan.

“No hay duda de que el aumento de la violencia es una preocupación, pero tenemos que asegurarnos que un departamento de policía que recibe los recursos necesarios para hacer su trabajo para proteger y patrullar, siga respondiendo con responsabilidad”, comentó Ydanis. “Aunque no hay ninguna información comprobada de que haya un plan deliberado (de recuddión policial), de ser cierto, sería algo inaceptable”.

Josmar Trujillo, organizador comunitario del movimiento contra la brutalidad policial, criticó a Williams por su misiva y aseguró que está cayendo en un juego con tintes políticos sin ir al verdadero origen del problema de la violencia.

“El Defensor del Pueblo Williams, quien en el 2015 votó para agregar 1,297 policías adicionales al número de efectivos del NYPD, está confundido”, dijo el activista. “No hay evidencia que apoye que cierto número de arrestos nos haga más seguros. El Defensor debería centrarse en soluciones no policiales en lugar de jugar juegos políticos.

El organizador agregó que el número de detenciones por parte de agentes de policía no se traduce en seguridad pública y resaltó que en los últimos años, incluso antes del COVID-19, los arrestos han disminuido mientras que el crimen también siguió disminuyendo.

Trujillo agregó que el incremento de la criminalidad está ligado con la crisis que desencadenó la pandemia del coronavirus, que según destacó, puso de manifiesto la falta de políticas y acciones efectivas del gobierno local para invertir en la protección y promoción de comunidades que llevan años necesitándolo.

“Hay problemas que contribuyen al aumento de la violencia en la actualidad, que se ven exacerbados por el COVID. Estos no se producen por ‘falta de cumplimiento’. Estos problemas, como la falta de empleo y recursos para las comunidades empobrecidas, así como para los jóvenes y los adultos jóvenes, podrían haber sido un punto de inversión por parte de la Ciudad durante años, antes de la pandemia”, dijo el líder comunal.

“Podríamos haber evitado esto, en vez de que legisladores como Jumaane Williams invirtieran en más policías”.
Ante los señalamientos del Defensor del Pueblo, y las preocupaciones de residentes y políticos, la policía no solamente negó que exista un plan deliverado para disminuir sus acciones de protección de las comunidades y lucha contra el crimen.

Así destacó la sargento Mary Frances O’Donnell, portavoz de NYPD, tras asegurar que los agentes de la Uniformada, en ningún momento han renunciado a su labor de servicio.

“El NYPD ha estado aquí para la gente de Nueva York en el pasado, estamos aquí para ellos hoy, y estaremos aquí para ellos mañana”, dijo la oficial.