Grupo de trabajo especial inicia inspección de la ventilación en cada salón de escuelas de NYC

Presentarán un reporte sobre las condiciones en los planteles antes del inicio de las clases el 10 de septiembre

El alcalde Bill de Blasio y el canciller de Educación Richard Carranza, inspeccionan un salón en la escuela New Bridges Elementary.
El alcalde Bill de Blasio y el canciller de Educación Richard Carranza, inspeccionan un salón en la escuela New Bridges Elementary.
Foto: NYC Mayoral Office

El reloj sigue corriendo y cuando falta solo un poco más de dos semanas para el inicio del próximo año escolar el 10 de septiembre, las autoridades de la Ciudad continúan anunciando a diario las medidas que se están tomando para garantizar la seguridad de los niños. El alcalde Bill de Blasio informó que este martes se inició el proceso de inspección de la ventilación en cada salón de las escuelas públicas, que es realizado por un grupo de trabajo especial (‘School Ventilation Action Teams’) que presentará un informe con los resultados en una semana.

Las inspecciones, según detalló De Blasio, tienen como propósito determinar que no solo los salones, sino los otros espacios comunes de los planteles como las cafeterías, baños y áreas recreativas, cuenten con los estándares de seguridad impuestos por el Departamento de Educación de la Ciudad (DOE), requeridos para evitar posible contagios de coronavirus.

“Esto es lo que se necesita para garantizar que cada escuela esté lista y cada escuela sea segura”, dijo De Blasio en su rueda de prensa diaria, agregando que ese es “el esfuerzo que se está haciendo en este momento”.

El grupo de trabajo especial estará integrado por trabajadores de varias agencias municipales, incluyendo la Autoridad de Construcción de Escuelas, el Departamento de Bomberos (FDNY) y el de Edificios, pero además contará con ingenieros que determinarán que las ventanas se puedan abrir, incluso las que antes estaban selladas, y que los sistemas de aires acondicionados estén funcionando.

Y es que el Alcalde reconoció que a pesar que ahora se permitirá la enseñanza al aire libre, la mayoría de las clases se darán en los salones interiores, y por ello es fundamental que “esa pieza de la ecuación sobre la ventilación la hagamos de manera correcta”.

Las autoridades garantizaron que a pesar del gran reto que representa el masivo trabajo de inspeccionar cada uno de los salones en las 1,800 escuelas públicas que hay en los cinco condados en apenas una semana, los miembros del grupo trabajarán horarios extendidos y hasta los fines de semana.

Seguridad de niños: Prioridad número 1

El canciller de Educación Richard Carranza volvió a enfatizar en que el garantizar la seguridad y salud de la comunidad educativa, principalmente los niños, es la “prioridad número uno” del DOE.

“Ahora, adicionalmente a nuestros propios protocolos de chequeos de seguridad en el Departamento de Educación, contaremos con la inspección de cada uno de los espacios en las escuelas por parte de este grupo de trabajo especial, que estará compuesto por inspectores independientes expertos en ventilación y por ingenieros profesionales que son contratados por la Autoridad de Construcción de Escuelas”, explicó Carranza.

El canciller especificó que entre los puntos del ‘checklist’ que debe pasar cada salón para estar listo el primer día de clases se encuentran: que el tamaño y el número de ocupantes sea adecuado para garantizar el distanciamiento social, que las ventanas puedan abrirse y cambiar las que antes no se abrían, y hacer una revisión de cada sistema de ventilación y aires acondicionados.

Una vez que los expertos presenten su reporte al DOE con los resultados de su inspección, lo que se espera ocurra el 1 de septiembre, se tomarán las acciones necesarias para solucionar cualquier problema  que exista, sin descartar el que un salón, o hasta un plantel completo, tenga que ser clausurado por no contar con las condiciones de salud requeridas.

Los padres también tendrán acceso a los resultados de esas inspecciones, ya que serán publicados online día 4 del próximo mes, seis días antes del inicio de las clases el 10.