Soldado de Fort Hood Elder Fernandes no habría sido asesinado; cuerpo fue hallado colgando de árbol en Texas

El cadáver del joven de 23 años fue recuperado junto a una mochila que tenía una licencia de conducir en su interior

El soldado Elder Fernandes fue hallado muerto cerca de las vías del tren en Temple.
El soldado Elder Fernandes fue hallado muerto cerca de las vías del tren en Temple.
Foto: US Army / Cortesía

Las autoridades en Temple, Texas, creen que el soldado de Fort Hood, Elder Fernandes, no murió víctima de un crimen violento (foul play) o asesinato.

Este martes, el cuerpo de Fernandes, originario de Massachusetts, fue hallado muerto a eso de las 5:36 p.m. luego de que una persona reportara haber visto un hombre cerca de las vías del tren a unas 25 millas de distancia de la base militar.

El cadáver fue recuperado junto a una mochila que tenía una licencia de conducir en su interior.

“Cuando llegaron los oficiales, se determinó que el sujeto llevaba fallecido por algún periodo de tiempo”, dijo el Departamento de la Policía de Temple.

El cuerpo colgaba de un árbol.

Las autoridades esperan por la confirmación forense de la identidad.

Sin embargo, ya la abogada de la familia, Natalie Khawam, indicó a los medios que se trata de Fernandes.

La última vez que los parientes del soldado supieron de él fue el domingo 16 de agosto cuando llamó a su madre para decirle que la llamaría cuando saliera del Carl R. Darnell Memorial Hospital, donde había sido admitido el 11 de agosto.

Otro militar no identificado dejó a Fernandes en su casa luego de su salida del hospital, y al día siguiente, el joven no se reportó a su puesto.

Las autoridades de Fort Hood indicaron a los parientes del joven que éste había manifestado comportamiento suicida y por eso fue ingresado. Dicha versión fue puesta en duda por la familia. Se desconoce por qué el soldado fue dejado solo frente a su vivienda si habían alegaciones de conducta suicida.

“Nuestra peor pesadilla acaba de ocurrir”, dijo la abogada mediante su cuenta de Facebook. “Uno de los nuestros, el sargento Elder Fernandes fue hallado muerto hoy. Nosotros estamos horrorizados por esta tragedia que ha pasado tantas veces. Estamos con el corazón roto por la familia de Elder Fernandes”, argumentó la abogada quien también representa a la familia de Vanessa Guillén, la soldado asesinada en la base en abril pasado.

“No nos detendremos hasta que averigüemos qué le sucedió a Elder. Exigimos una investigación del Congreso a Fort Hood. ¡Debemos proteger a nuestros soldados!”, agregó la abogada la red social.

Elder Fernandes es el décimo soldado que ha desaparecido de la base en un año. Cinco de esos casos han sido considerados homicidios sin resolver, de acuerdo con la organización sin fines de lucro “Missing People in America”.

Fernandes es el segundo soldado en desaparecer desde abril luego de que denunciara abuso sexual en el recinto militar. Ese mismo mes, el caso de Vanessa Guillén destapó el tema del acoso y agresión sexual en las Fuerzas Armadas y llevó a un movimiento nacional de denuncia pública bajo hashtags como “I am Vanessa Guillen”. La joven reportada desaparecida el 22 de abril y hallada muerta en el río León del condado Bell había manifestado a su madre que superiores la acosaban.

El Ejército de EEUU encomendó una pesquisa independiente a una comisión a raíz de la difusión pública del caso. Mientras Cecily Aguilar enfrenta cargos federales por ayudar a disponer del cadáver de Vanessa junto a su novio, el también soldado Aaron Robinson. Robinson quien habría matado a martillazos a la soldado en la armería de la base se suicidó cuando iba a ser arrestado por agentes.

Otros caso que no ha sido resuelto es el del soldado Gregory Morales, quien desapareció en agosto del 2019 y cuyos restos fueron hallados en junio pasado. En una zona no muy lejana, hallaron los restos del soldado Mejhor Morta, el 17 de julio pasado.