Batido antiinflamatorio de frutos rojos, vegetales verdes y jengibre que te curará de adentro hacia afuera

La naturaleza pone a nuestro alcance alimentos de gran potencial terapéutico. Descubre los beneficios de este batido de gran poder analgésico y antiinflamatorio

Integrar el consumo de batidos medicinales en la dieta diaria, es una poderosa herramienta para prevenir enfermedades y el envejecimiento prematuro.
Integrar el consumo de batidos medicinales en la dieta diaria, es una poderosa herramienta para prevenir enfermedades y el envejecimiento prematuro.
Foto: Imagen de dmarr515 en Pixabay / Pixabay

La medicina natural hoy en día es más importante que nunca, si bien es un concepto amplio que abarca varias ramas como es el caso de la medicina herbolaria, fitoterapia, remedios naturales, homeopatía, entre otros; la mayoría de ellos tienen la peculiaridad de utilizar elementos de la naturaleza para sanar. 

Una alimentación balanceada y de calidad es la manera en la que podemos garantizar el óptimo aporte de nutrientes esenciales que el organismo no sólo necesita para funcionar, son la llave para vivir más y mejor. La buena noticia es que hoy en día contamos con numerosas herramientas que son de gran utilidad para alcanzar nuestros objetivos nutricionales y sobre todo actúan como un buen aliado en la prevención y la cura de enfermedades. Es por ello que en los últimos años el consumo de batidos medicinales se ha vuelto de lo más popular.

Lo cierto es que la medicina natural promueve el consumo de alimentos que se caracterizan por su gran poder curativo, sobre todo aquellos que se destaquen por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias. 

La inflamación es el origen de toda enfermedad. Si bien en sus inicios es un proceso normal y saludable del sistema inmunológico, pues se presenta como la respuesta a una agresión; ya sea una infección, una herida o ante la acción de una sustancia tóxica. Sucede con la intención de frenar el daño y restaurarlo, es un proceso que se extingue en días y normalmente suele estar localizado.          Sin embargo la inflamación puede persistir por más tiempo del oportuno y su propósito reparador se pierde, esto hace que se vuelva una condición crónica y destructiva. Cuando la inflamación se vuelve crónica se trata de un proceso mucho más complejo, que se relaciona directamente con un mayor riesgo en desarrollar enfermedades degenerativas. 

Si bien existen diversos factores relacionados con el estilo de vida que se relacionan directamente con la inflamación crónica, como es el caso de seguir una alimentación deficiente, llevar una vida sedentaria, padecer obesidad, el tabaquismo, los altos niveles de estrés, seguir una dieta hipercalórica y diversos trastornos del sueño. Se trata de una condición que puede ser algo engañosa y manifestarse de varias maneras, lo cierto es que no atenderla acorta la esperanza de vida, acelera el proceso de envejecimiento y promueve la aparición de enfermedades como la diabetes, depresión, deterioro cognitivo, osteoporosis, pérdida de masa muscular, fibromialgia, enfermedades cardiovasculares, enfermedad renal y cáncer.

Diversos especialistas en medicina y nutrición coinciden en que una de las mejores medidas para realmente mejorar la salud y prevenir enfermedades, radica en la calidad de la alimentación. Y con esto se hace énfasis en lo fundamental que resulta evitar el consumo de alimentos procesados y basar la alimentación en productos de origen vegetal. 

Es por ello que los batidos juegan un papel importante no sólo en llevar una mejor alimentación, son clave para integrar el consumo de alimentos medicinales en la dieta. Tal es el caso de este batido antiinflamatorio de frutos rojos, vegetales verdes y jengibre que es medicina pura y natural para el organismo.

Se destaca por el uso de jengibre, considerado uno de los alimentos curativos y antiinflamatorios más poderosos. Se cuenta con referencias científicas, las cuales demuestran que el jengibre es más potente que cualquier tipo de medicamento con cualidades antiinflamatorias como es el caso del Advil, Aleve y Tylenol los cuales solo funcionan en un nivel para “bloquear la formación de compuestos inflamatorios.” A la vez el jengibre actúa de manera positiva al bloquear la formación de compuestos inflamatorios (prostaglandinas y leucotrienos) y también tiene efectos antioxidantes que descomponen la inflamación.

Por otra parte sus bondades medicinales se complementan a la perfección gracias a su contenido en frutos rojos, que se destacan por su alto contenido en antioxidantes. Son ricos en vitaminas, minerales y fibra y muy bajos en calorías, por lo que promueven la pérdida de peso. A la vez se relacionan con grandes propiedades depurativas, por lo que son un gran complemento para combatir la hinchazón y retención de líquidos. 

Los vegetales de hoja verde no se quedan atrás y son considerados un elemento básico en toda alimentación medicinal. Son una de las principales fuentes de obtención de clorofila, pigmento responsable de su color verde intenso, que se relaciona con un potente efecto alcalinizante y dentro del cuerpo humano y ayuda a depurar y oxigenar la sangre. Son portadores de una riqueza en nutrientes esenciales muy peculiar, entre las que se destaca su contenido en vitaminas A, C, del complejo B, K, ácido fólico y minerales esenciales como el potasio, magnesio, hierro y fósforo. Por último son muy ricos en agua y fibra, dos aspectos fundamentales para promover la buena salud digestiva e intestinal.

Receta de batido antiinflamatorio:

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de proteína de cáñamo/hemp en polvo
  • 1 trozo de jengibre mediano y muy fresco (pelado si no es orgánico)
  • 2 tazas de verduras de hoja verde (col rizada, berza, lechuga romana, espinaca, acelga, etc.)
  • 1 taza de apio
  • 1 taza de bayas congeladas mixtas (fresas, arándanos, frambuesas, moras)
  • ½ taza de agua filtrada

Modo de elaboración:

  1. Lava y desinfecta todos los vegetales. 
  2. Si el jengibre no es orgánico, pélalo y parte en finas rodajas.
  3. Pica el apio en rodajas y reserva. 
  4. En el vaso de la licuadora agrega todos los ingredientes y procesa hasta obtener un líquido homogéneo.
  5. Sirve y consume inmediatamente. 
  6. Se recomienda consumir un vaso recién preparado de este batido todas las mañanas, como parte de un desayuno sano y equilibrado. No sólo es un tesoro medicinal, es delicioso, refrescante y está lleno de energía.