Luz verde para reabrir centros comerciales y casinos el 9 de septiembre en Nueva York, pero sin comida

Sigue en el limbo el sector más esperado en NYC: el servicio interior en restaurantes

Luz verde para reabrir centros comerciales y casinos el 9 de septiembre en Nueva York, pero sin comida
Reglas estrictas para evitar el regreso del virus
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Los centros comerciales en la ciudad de Nueva York pueden reabrir el 9 de septiembre al 50% de su capacidad sin servicio de comedor interior, anunció hoy el gobernador Andrew Cuomo.

La medida también aplica para los casinos en todo el estado el mismo día, pero al 25% de su capacidad.

En todos los casos se aplican mandatos de máscara y distanciamiento social; y los inspectores municipales y estatales se encargarán de hacerlo respetar.

Tras los anuncios, de nuevo sigue en el limbo el sector más esperado por reabrir en NYC, aparte de cines y teatros: el servicio interior en restaurantes, algo que hasta ha solicitado el presidente del Ayuntamiento, Corey Johnson.

Pero Cuomo hoy redobló su repetida queja de que la ciudad de Nueva York no está aplicando de manera efectiva el cumplimiento y alegó que no hay mano de obra para supervisar miles de restaurantes en los cinco condados, destacó NBC News.

Una cosa es tener un plan, dijo Cuomo. Otra es poder hacerlo cumplir. “Quiero abrir los restaurantes en la ciudad de Nueva York. El daño económico es extraordinario”, admitió el gobernador. “Mi opinión es que los restaurantes deberían abrir. La pregunta es cómo”.

El alcalde Bill de Blasio, asediado por preguntas sobre comidas en espacios interiores en prácticamente todas las reuniones informativas diarias, ha dicho que los restaurantes de la ciudad de Nueva York están cumpliendo abrumadoramente con las reglas y regulaciones de COVID, y que espera tener al menos una cronograma para fin de mes.

Mientras, se están dando casos tan absurdos como restaurantes abiertos y otros sin autorización para hacerlo separados por apenas una cuadra, en la frontera entre Queens (NYC) y Nassau (Long Island).

También en la vecina Nueva Jersey se levantó la prohibición, efectivo desde mañana viernes. Ello, según admitió el propio Cuomo, coloca a Nueva York en “desventaja competitiva”.