“Si hablo de mis planes fiscales me dispararán”: Joe Biden al visitar ciudad del baleado Jacob Blake

Quiso hacer una metáfora de que sus políticas de impuestos serían polémicas

“Si hablo de mis planes fiscales me dispararán”: Joe Biden al visitar ciudad del baleado Jacob Blake
Biden y su esposa en la iglesia luterana
Foto: JIM WATSON / AFP / Getty Images

Joe Biden hizo una nueva declaración polémica, esta vez al hablar metafóricamente de que podría ser víctimas de disparos si habla de sus planes, mientras visitaba Kenosha (Wisconsin), la ciudad donde el afroamericano Jacob Blake recibió siete balazos por parte de la policía, reavivando protestas raciales contra el excesivo uso de la fuerza en todo el país.

El candidato presidencial Demócrata y ex vicepresidente dijo ayer ante líderes comunitarios -reunidos en la Iglesia Luterana Grace de Kenosha para discutir la injusticia racial y la brutalidad policial-, que le dispararían si hablaba sobre su plan fiscal.

“Si alguien gana menos de $400 mil dólares no recibirá impuesto a un centavo, y obtendrá un recorte de impuestos si gana menos de $125 mil”, comenzó a decir. “No lo voy a exponer. No lo haré ahora porque me dispararán”.

Biden mencionó su plan fiscal en respuesta a las preocupaciones de los residentes, enumerando algunas de sus prescripciones de políticas destinadas a mitigar la desigualdad y la discriminación. El candidato había comentado anteriormente que había estado hablando durante un período de tiempo prolongado.

También bromeó con el moderador: “Te estás poniendo demasiado ansioso. Siéntate”, citó Washington Examiner.

El evento de campaña semipúblico siguió a la reunión privada de Biden y su esposa Jill con la familia de Blake, hospitalizado y paralizado desde los balazos del 23 de agosto.

En la iglesia, Biden le dijo a la multitud que había conversado con la víctima de 29 años por teléfono durante unos 15 minutos. “Habló de que nada lo iba a derrotar. De que, volviera a caminar o no, no se rendiría”, relató.