Un nuevo show en la Ciudad Condal: así jugará el Barcelona de Ronald Koeman

Una nueva propuesta en un mar de incertidumbre, abre una luz de esperanza

Antoine Griezmann deberá ser referente en el Barcelona del futuro.
Antoine Griezmann deberá ser referente en el Barcelona del futuro.
Foto: Getty Images

El nuevo técnico del Barcelona, Ronald Koeman, es uno de los jugadores más legendarios del club azulgrana, de su pie derecho salió el gol que le dio su primera Champions League al equipo en 1992 y sus primeros pasos como entrenador los dio al lado de Johan Cruyff cuando dirigía todavía en la Ciudad Condal.

Formó parte del cuerpo técnico de Gus Hiddink en el Mundial de 2002 y también asistió a Louis Van Gaal en su segunda etapa como técnico azulgrana. La carrera del estratega se fue consolidando en el Ajax, el Valencia y claro, la selección holandesa, su último trabajo antes de lograr su obsesión de dirigir al Barça.

Koeman maneja el típico sistema holandés 4-3-3 que es variable dependiendo el rival y los jugadores disponibles, permite tener una línea de 5 cuando pierde el balón y que cambia de perfil a sus mediocampistas sobre la marcha para la incorporación en ataque de los defensas laterales.

El técnico holandés siempre le da prioridad a salir con el balón dominado e incorpora muy bien al ataque a sus hombres más altos para convertir el ataque aéreo en un factor clave de su estilo.

La probable alineación titular del Barça, podría ser algo similar a esta:

En la portería, Marc André Ser Stegen es inamovible, es sin lugar a dudas el jugador más regular del equipo catalán.

Defensa: Gerard Piqué y Clement Lenglet pintan para seguir siendo los centrales titulares del equipo, sin embargo, la inminente llegada de Eric García le dará una gran competencia a ambos.

Los laterales, parece, también serán los mismos de los últimos años: Jordi Alba, a quien no le encuentran reemplazo y el eterno Sergi Roberto pintan para jugar por las bandas. En resumen, poca revolución para la zaga del equipo azulgrana.

En el medio del campo, Frenkie De Jong está llamado a ser el que tome los hilos del equipo. Koeman lo conoce perfecto y debemos dar por hecho que será de sus jugadores insignia.

Aquí es donde pueden empezar las sorpresas, pues el relevo de Busquets en el medio centro podría ser Miralem Pjanic, quien se adaptaría perfecto a la idea del “quinto defensor” y ademas tiene una precisión en el pase que ayudará mucho a los delanteros.

Koeman insiste firmemente en la incorporación de su compatriota Georginio Wijnaldum​ quien llegará del Liverpool a la titularidad como extremo derecho en el equipo azulgrana, desplazando así la posibilidad de que el canterano Riqui Puig arrancara en esta nueva temporada.

Messi y Griezmann seguirán siendo los referentes del ataque azulgrana y no hay mucho más que decir; dos de los mejores jugadores del mundo pero con una incompatibilidad inexplicable que Koeman buscará dar por terminada e una vez por todas: el francés jugando por derecha, donde según Koeman siempre debió jugar y el argentino como enganche con el medio campo filtrando balones y llegando desde atrás buscando el remate a portería y con menos -por no decir nula- responsabilidad defensiva.

Acompañará a este par, el sustituto de Luis Suárez ¿Quien será? Lo más probable es que sea Memphis Depay del Olympique Lyon, un jugador con muchísimo poder que arrancaría por izquierda. Cualquier otra posibilidad sería una sorpresa.