Despiden a jefe policial y reorganizan alcaldía de Rochester por muerte de Daniel Prude

El caso "no fue tomado tan en serio como debería haber sido", reconoció la alcaldesa
Despiden a jefe policial y reorganizan alcaldía de Rochester por muerte de Daniel Prude
El momento en que Prude estaba detenido
Foto: Free the People Roc / Cortesía

Lovely Warren, alcaldesa de Rochester (NY), despidió al jefe de policía La’Ron Singletary y suspendió al principal abogado y al director de comunicaciones del Ayuntamiento, en la continua agitación por la muerte por asfixia de Daniel Prude, estando bajo custodia.

Prude, un afroamericano desarmado de 41 años, murió asfixiado en marzo, luego de que la policía le pusiera una capucha y presionara su cara contra el pavimento durante aproximadamente dos minutos.

Singletary, también afroamericano, había anunciado su retiro la semana pasada como parte de una gran reorganización del liderazgo policial de la ciudad, pero dijo en ese momento que se quedaría hasta fin de mes.

En cambio, Warren anunció en una conferencia de prensa que lo había relevado permanentemente, al suspender sin paga durante 30 días a dos altos empleados de su alcaldía: el abogado Tim Curtin y el director de comunicaciones Justin Roj, luego de una revisión superficial del papel de la ciudad en la muerte de Prude.

“Esta mirada inicial ha demostrado lo que muchos han sospechado: que tenemos un problema generalizado en el Departamento de Policía de Rochester“, dijo Warren, alcaldesa Demócrata afroamericana.

“La muerte del señor Prude no fue tomada tan en serio como debería haber sido por quienes revisaron el caso en todo el gobierno de la ciudad en todos los niveles”, agregó, citada por CBS2.

Siete policías ya había sido suspendidos por este caso a principios de septiembre.

Los agentes encontraron a Prude corriendo desnudo por la calle en marzo, lo esposaron y le pusieron una capucha sobre la cabeza para evitar que escupiera; luego lo mantuvieron presionado durante unos dos minutos hasta que dejó de respirar. Murió una semana después de que le retiraran el soporte vital.

El hombre había llegado de Chicago para visitar a su familia el 22 de marzo. Los agentes se toparon con él al día siguiente, cuando su hermano llamara al 911 para reportar que Prude estaba en la calle desnudo y tenía problemas de salud mental.

Su muerte ha provocado casi dos semanas de protestas nocturnas y pedidos de la renuncia de la alcaldesa Warren, después de que familiares de Prude difundieran en agosto el video de la cámara corporal de la policía y los informes escritos que obtuvieron a través de una solicitud de registros públicos.

El caso se ha sumado a las protestas este año por exceso policial contra George Floyd en Minnesota y Jacob Blake en Wisconsin.