4 desayunos con huevo, bajos en calorías y listos en menos de 15 minutos

El huevo es un tesoro nutricional sin igual, integrarlo como parte del desayuno es una maravillosa alternativa para empezar la jornada con muchos nutrientes y energía

El huevo es considerado el alimento perfecto, gracias a que es una inigualable fuente de proteínas de alto valor biológico, vitaminas, minerales y antioxidantes.
El huevo es considerado el alimento perfecto, gracias a que es una inigualable fuente de proteínas de alto valor biológico, vitaminas, minerales y antioxidantes.
Foto: https://helloveggie.co/chilaquiles-verdes/chilaquiles-verdes-5/

Hace algunos años surgieron muchas controversias en torno al consumo de huevo, a tal grado que durante mucho tiempo fueron un alimento muy satanizado. Los principales mitos que surgieron se basaban en sus supuestos efectos para aumentar los niveles de colesterol malo “LDL” en la sangre, afectaciones en la salud cardiovascular y el peso corporal.

Afortunadamente se ha comprobado que todas estas creencias están muy lejos de la realidad y cada día contamos con más referencias que avalan las maravillas del huevo, en cuestiones nutricionales y medicinales. 

Lo cierto es que desayunar huevo es un excepcional hábito alimenticio que se relaciona con extraordinarios beneficios terapéuticos. Es un alimento importante en toda dieta equilibrada, considerado uno de los superalimentos más valorados en la actualidad y forma parte de diversas tendencias de nutrición y salud, que se relacionan activamente con la prevención de enfermedades.

El huevo tiene la genialidad de ser un alimento muy accesible, generoso y de inmensa versatilidad, se destaca por su alto contenido en proteínas de alto valor biológico y representan una maravillosa fuente de nutrientes. Llama de manera especial la atención su contenido en vitaminas: rivoflavina, vitamina B12, B6, D y ácido fólico, también se destaca por su inigualable riqueza mineral en: hierro, calcio, zinc, potasio, magnesio y selenio. 

Si bien el consumo de huevo habitual forma parte de toda alimentación saludable, también se relaciona directamente con grandes bondades para la salud. Se relaciona con grandiosos beneficios para fortalecer los huesos, gracias a su contenido en calcio y vitamina D. A la vez su alto contenido en dos poderosos antioxidantes: luteína y xeaxantina, son de gran ayuda para proteger y potenciar la salud visual. 

Los huevos también son famosos por sus beneficios para promover la pérdida de peso, esto se debe a su grandiosa capacidad saciante (relacionada con su altísimo aporte en proteínas) y a su bajo aporte en calorías (54 calorías, en una pieza pequeña) y que se justifican a la perfección con su espectacular valor nutricional.

Lo cierto es que desayunar huevo es una grandiosa costumbre, que solo aportará beneficios para la salud general, el peso corporal y lo mejor de todo es que son increíblemente deliciosos. Aquí 4 ideas de ricos y sencillos desayunos para llenarte de inspiración.

4 exquisitos desayunos con huevo:

1. Tostadas de huevos rancheros

Los huevos son uno de los ingredientes básicos y más utilizados en los desayunos mexicanos. Tal es el caso de los huevos rancheros que son una verdadera delicia, son muy fáciles de preparar y una comida completa y saciante. Lo único que necesitarás son tortillas, huevos fritos, salsa mexicana, algunas rebanadas de aguacate y queso fresco. Lo mejor de todo es que son bajos en calorías y muy recomendados para perder peso, sin dejar de disfrutar de un buen desayuno que te llene de energía y vitalidad.

2. Omelette de verduras en salsa chipotle

Una de las grandes cualidades del huevo es su inmensa versatilidad, que se presta para crear todo tipo de combinaciones y de hecho es un gran complemento para crear recetas muy saludables. Para aquellos que no gustan tanto del huevo frito con la yema cruda, el omelette es una maravillosa opción y lo mejor de todo es que puedes rellenarlo de tus ingredientes favoritos. Una rápida opción es utilizar los vegetales que tengas disponibles en casa y bañarlo con una rica salsa, resulta un exquisito y muy ligero desayuno. Te llenará de energía y también te ayudará a cuidar la línea.

3. Sándwich de omelette con jamón

Dos rebanadas de pan de caja, un par de huevos, un poco de queso y algo de jamón, es todo lo que necesitarás para crear un rico sándwich de desayuno en menos de 15 minutos. Esta receta es perfecta para los días con pocos ingredientes y tiempo, estará listo rápidamente y es ideal para comer camino al trabajo o como un rico lunch. Si lo deseas puedes agregar tus condimentos y vegetales favoritos para brindar un extra en nutrientes y ricos sabores.

4. Huevos a la mexicana

Una de las recetas más sencillas y deliciosas que podrás preparar en menos de 10 minutos, lo mejor de todo es que son generosos y muy nutritivos. Los huevos a la mexicana son uno de los desayunos mas típicos en todos los hogares mexicanos, lo único que necesitarás es tomate, cebolla, algo de chile y huevos. Acompaña con frijoles de la olla o refritos y un par de tortillas bien calientitas, es una gran alternativa para los días con poco tiempo y es un grandioso desayuno para cuidar la línea sin morir de hambre.