El hielo marino del Ártico alcanza su segunda menor área desde que hay registros

El hielo marino del Ártico continúa la tendencia a desaparecer a largo plazo

El hielo marino del Ártico alcanza su segunda menor área desde que hay registros
El hielo marino continúa reduciendo su área en el Ártico.
Foto: Joshua Stevens/Observatorio de la Tierra/NASA / Cortesía

El Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo (NSIDC) anunció que el hielo marino del Ártico parecía haber alcanzado su segunda superficie mínima anual el 15 de septiembre de 2020, sólo superada por una superficie minima medida anteriormente en 2012.

Con 1.44 millones de millas cuadradas (3.74 millones de kilómetros cuadrados), este mínimo fue solo superado por el área mínima récord observada el 17 de septiembre de 2012.

La cifra de 2020 es preliminar porque una oleada de calor de verano al final de la temporada podría reducir aún más la extensión, pero muestra que continuó la tendencia observada de disminución a largo plazo del hielo marino del Ártico.

Cortesía NOAA Climate.gov basada en datos de NSIDC

2020 y 2012 siguen siendo los únicos años en los que la extensión del hielo marino ha caído por debajo de los 4.0 millones de kilómetros cuadrados (1.54 millones de millas cuadradas).

“El mínimo de este año es el resultado nada sorprendente de una disminución continua a largo plazo del hielo marino del Ártico”, dijo Alek Petty, científico del hielo marino del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

Las 14 superficies de hielo menores registradas se han producido en los últimos 14 años.

Por qué se derritió tanto hielo marino

Numerosos factores se combinaron para reducir tanto el hielo marino en 2020.

En primavera, una ola de calor en Siberia preparó el escenario para un rápido derretimiento al comienzo de la temporada.

Además, el hielo marino ya era mucho más delgado al entrar en la temporada de deshielo de 2020 que en años anteriores, el resultado acumulado de la disminución general a largo plazo en la extensión del hielo marino en verano.

Y los científicos creen que el agua caliente podría abrirse camino debajo del hielo y derretirlo desde abajo.

El clima también puede afectar la cantidad de hielo en el Ártico.

Desde finales de julio hasta principios de agosto, los científicos observaron un sistema de baja presión atmosférica girar sobre el Océano Ártico y se preguntaron cómo afectaría al hielo. Una tormenta similar en 2012 fue una de las principales causas del mínimo de hielo marino más bajo registrado. “La tormenta del verano de 2020 definitivamente tuvo un efecto, pero no pareció suficiente para causar la pérdida realmente significativa de hielo para impulsar un nuevo mínimo histórico”, dijo Petty.

Desde el inicio del registro satelital, la extensión del hielo marino ha disminuido constantemente, una tendencia que se observa en todas las estaciones, pero que es especialmente pronunciada en la época del mínimo de verano.