Segundo cheque de estímulo podría incluir más dinero por dependientes, pero IRS enfrenta el reto mayor

La oficina debe ajustar sus sistemas para poder proceder con los cambios relacionados con los requisitos de elegibilidad

Segundo cheque de estímulo podría incluir más dinero por dependientes, pero IRS enfrenta el reto mayor
El envío del segundo cheque por parte de IRS podría ser más rápido.
Foto: William Thomas Cain / Getty Images
Guia de Regalos

Aunque las negociaciones por la aprobación de un nuevo paquete de estímulo que incluya un segundo cheque a individuos y familias van a paso lento, la posibilidad no está del todo desecha, como te hemos estado informando.

Sobre la mesa está la propuesta del grupo bipartidista de los “resolutores de problemas” (problem solvers) estimado en $1.5 billones de dólares.

Aunque descartada por algunos republicanos y demócratas como la portavoz de la mayoría en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, una posibilidad es que algunas de sus partes sean consideradas en otra legislación. De igual forma puede ocurrir con HEROES Act, aprobada por los demócratas en ese cuerpo legislativo.

Solo el tiempo y la voluntad de los legisladores y de los representante de la Casa Blanca lo dirá.

Por lo pronto, es posible anticipar al menos tres circunstancias en las que –en caso de que una segunda ronda de pagos sea aprobada – las autoridades tarden más en procesar el dinero o se vean imposibilitados de hacerlo.

Cambios en la categoría de dependientes

En el caso de que el Congreso apruebe legislación que amplíe la categoría de dependientes -como lo disponen las medidas ante consideración- para otorgar créditos adicionales, agencias como el Servicio de Rentas Internas (IRS) muy probablemente deberá ajustar sus sistemas para aplicar el cambio.

Los pagos enviados bajo la ley CARES disponen para pagos de $500 extra por dependiente a menores de 17 años hasta un máximo de tres.

Sin embargo, bajo las nuevas medidas que circulan en la Legislatura incluyendo la bipartidista “March To Common Ground” (Marcha a un terreno común) se incluye a dependientes adultos como estudiantes universitarios que viven con sus padres para propósitos de elegilibidad. Esto podría retrasar los procedimientos.

En ese contexto, cabe destacar que el IRS aún tratar de ubicar a ciertos beneficiarios, que ya sea por errores en sus sistemas o falta de información de la agencia, recibieron un pago inicial de estímulo sin el dinero adicional por dependientes. Estos trámites son parte de la última fase de distribución de ayudas en virtud de CARES Act.

Estatus en el banco

A muchos potenciales beneficiarios les afectaría el hecho de no contar con una cuenta de banco por estar por debajo del nivel federal de pobreza.

Los encargados del IRS han sido claros en que para recibir más rápidamente el pago, los recipientes deben optar por depósitos directos.

Pero la realidad es, según datos de un estudio de Urban Institute en julio pasado, menos de la mitad de este grupo (compuesto principalmente por afroamericanos y minorías como la hispana) o un 45.4 %, no tienen cuentas de banco.

Necesidad de someter datos al IRS

A lo anterior se suma que en ése y en otros casos de personas que no están obligadas a declarar impuestos, es necesario que el potencial beneficiario someta directamente su información al IRS para que la entidad pueda procesar el pago.

Si el recipiente no realiza el procedimiento a tiempo ya sea por desconocimiento o porque no tiene las herramientas básicas como acceso a internet, es muy probable que le llegue tarde el pago o que la persona nunca lo reciba.

El medio para que este grupo suministre su información personal es a través de “Non-filers” desde la página web del IRS.

La oficina emprendió una iniciativa recientemente para enviar cartas a unos 9 millones de potenciales beneficiarios cuyos pagos no han sido procesados por falta de datos.