El poder nutricional y terapéutico de la manteca de cacahuate y receta de 5 minutos para prepararla en casa

La manteca de cacahuate es un tesoro nutricional, es rica en proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales. Las versiones caseras son las más saludables y de gran potencial medicinal

El poder nutricional y terapéutico de la manteca de cacahuate y receta de 5 minutos para prepararla en casa
La manteca de cacahuate se relaciona con grandes beneficios para mejorar los niveles de energía, el rendimiento, es buena para la salud cardiovascular y la diabetes.
Foto: Kkolsov / Canva

La manteca de cacahuate es uno de los alimentos favoritos de niños y adultos, es deliciosa, cálida y calórica, es por ello que muchos se han cuestionado sobre sus beneficios para la salud e inclusive han surgido algunas falsas creencias en torno a su consumo. Es por ello que muchas personas la relacionan como un ingrediente muy representativo de postres y golosinas, lo cual es cierto. Sin embargo también existen alternativas de mantecas de cacahuate saludables, las cuales normalmente son versiones caseras y orgánicas. 

La manteca de cacahuate es un ingrediente de alto valor en gastronomías como la hindú y la africana, y también es un complemento muy interesante en algunas dietas con restricciones específicas y un gran aliado en la alimentación de deportistas de alto rendimiento. Diversos especialistas en nutrición y medicina coinciden en que se trata de un alimento con un alto aporte calórico, que se justifica a la perfección con su valor nutricional y beneficios medicinales; sobre todo relacionados con la salud cardiovascular, cerebral y es un buen complemento para mejorar los niveles de azúcar en la sangre. Lo mejor de todo es que dependiendo cómo la utilices podrás obtener cualidades para perder o ganar peso, según sea el caso.

Sobre su valor nutricional:

El potencial terapéutico de la manteca de cacahuate se relaciona directamente con su composición, que se destaca por su alto contenido en grasas saludables, proteínas vegetales, vitaminas y minerales esenciales. De manera particular llama la atención su contenido en vitamina B6, magnesio, potasio y zinc. 

Teniendo en cuenta los requerimientos diarios de proteínas establecidos por la Organización Mundial de la Salud, recomiendan la ingesta de un gramo de proteína por cada kilo de peso corporal; integrar el consumo de manteca de maní resulta un acierto, ya que una porción de dos cucharadas aporta 7.02 gramos de proteínas. A la vez se aporta 57 mg de magnesio, mineral considerado esencial para la salud ya que sus buenos niveles se relacionan con más de 300 procesos químicos en el cuerpo, contiene 107 mg de fósforo esencial para construir huesos y células fuertes. Por su fuera poco sus 0,85 mg de zinc resultan clave para beneficiar la salud femenina y el buen funcionamiento del sistema inmunológico. 

Su alto contenido en niacina es se relaciona con grandes bondades para beneficiar la digestión, la función nerviosa y es clave en la producción de energía. Por último y no menos importante su aporte en vitamina B-6 juega un papel importante en la realización de más de 100 reacciones enzimáticas en el cuerpo y se relaciona con virtudes para potenciar la buena salud cardiovascular, es clave en la prevención de enfermedades y un sistema de defensas fuerte.

¿Cómo preparar manteca de cacahuate casera?

Ingredientes:

  • 2 tazas de maní tostado seco
  • 1-2 cucharadas de miel cruda
  • Sal marina al gusto
  • Frasco de vidrio con tapa hermética

Modo de elaboración:

  1. Coloca los cacahuetes en un procesador de alimentos. Procesa a velocidad media por 5 minutos, los cacahuates se irán haciendo migas, una masa seca y posteriormente una mantequilla líquida, suave y cremosa.
  2. Cuando adquieran la consistencia deseada agrega miel cruda y un toque de sal. En 5 minutos tendrás una manteca de cacahuate natural y 100% libre de conservadores.
  3. Coloca en un recipiente de vidrio con tapa hermética.
  4. Si la vas a consumir rápidamente conservarla a temperatura ambiente es lo recomendado, de lo contrario se mantendrá bien en refrigeración hasta por 30 días.