Minuto a minuto del Debate Presidencial: Trump y Biden se enfrentaron por primera vez

Los temas del debate entre Trump y Biden: Corte Suprema, Coronavirus, Economía, Raza y violencia, Integridad de las elecciones, Registros de candidatos

Minuto a minuto del Debate Presidencial: Trump y Biden se enfrentaron por primera vez
El presidente Donald Trump (i) y el candidato presidencial demócrata Joe Biden durante el primer debate presidencial.
Foto: JIM WATSON / AFP / Getty Images

Este fue el primer debate presidencial de 2020. Los candidatos no hicieron declaraciones de apertura y el presidente Trump respondió la primera pregunta del moderador.

El debate siguió el siguiente programa: cada segmento durariá unos 15 minutos y los candidatos tendrán dos minutos para responder después de que el moderador, el presentador de “Fox News Sunday”, Chris Wallace, abra cada segmento con una pregunta.

Wallace luego utilizará el resto del tiempo en el segmento para facilitar más discusiones sobre el tema, según la Comisión de Debates Presidenciales.

Trump llega detrás del exvicepresidente Joe Biden en las encuestas y en la defensa sobre su manejo de una pandemia que ha matado a más de 200,000 estadounidenses y ha llevado a unas 30 millones de personas a presentar reclamaciones por desempleo.

El debate comenzó con una pregunta sobre la vacante en la Suprema Corte, y de inmediato comenzaron las interrupciones de uno sobre otro.

Trump comenzó respondiendo sobre la importancia de elegir el reemplazo de la jueza Ginsburg en la Suprema Corte, defendiendo su posición de que ese reemplazo debía ser aprobado por el Senado lo antes posible.

Biden respondió resaltando la importancia de defender a Obamacare, y el derecho a cuidados médicos de las personas con condiciones preexistentes en medio de la pandemia de coronavirus.

Trump interrumpió persistentemente casi todas las respuestas de Biden sobre la Corte Suprema y sobre el plan de atención médica de Biden, así como las refutaciones de Biden a Trump.

El moderador insistió en preguntar a Trump cuál es su plan de salud para Estados Unidos.

Trump dijo que su plan de salud permitirá a los estadounidenses acceder a medicinas con mejores precios y a cuidados médicos para todos. Dice que Obamacare no es bueno, que hay que quitar el mandato universal de seguro médico.

Biden dijo que hay que mantener Obamacare, por las ventajas que ya representa para todos en Estados Unidos. Y que Trump no tiene un plan de salud para sustituir Obamacare.

El moderador regresa a la primera pregunta relacionada con la Corte Suprema, y Trump volvió a interrumpir a Biden cuando Biden estaba exhortando a votar, a decidir con el voto.

Exasperado, unos 18 minutos después, Biden se volvió hacia Trump y le dijo: “¿Quieres callarte, hombre?”

Trump ignoró a Biden y continuó hablando sobre Wallace. “Sigue hablando, hombre”, dijo Biden.

“La gente entiende, Joe. Durante 47 años, no has hecho nada”, respondió Trump.

Sobre el coronavirus

El moderador decidió regresar a la segunda parte del debate, relacionada con la pandemia de coronavirus.

El presidente Trump defendió la respuesta de su administración a la crisis del COVID-19. Trump dijo que Biden quiere cerrar el país.

Biden atacó duramente los resultados de la respuesta de la Administración Trump. Él dijo que esta crisis del coronavirus no tenía que haber sido tan mala.

Joe Biden se dirigió directamente a la cámara esta noche y le preguntó al pueblo estadounidense si confía en el presidente Trump sobre el coronavirus, y señaló que el presidente le dijo al periodista Bob Woodward en febrero que  él le restó importancia al virus y no advirtió a los estadounidenses a tiempo sobre sus riesgos.

El momento destacó una diferencia clave entre ambos: Biden ha hecho del virus el tema más urgente de su campaña, mientras que Trump ha tratado de restarle importancia en la campaña electoral.

Cuando surgió la idea de politizar una vacuna contra el coronavirus, el presidente Trump no hizo ningún intento de aplastar la idea de que está presionando a las empresas para que desarrollen una antes de las elecciones de noviembre.

“No estoy de acuerdo con ambos”, dijo Trump cuando se le preguntó sobre las declaraciones hechas por expertos en salud en su administración, incluido el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, y el Dr. Robert Redfield, director de EE. UU. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, lo que sugiere que podría ser el próximo año antes de que una vacuna esté ampliamente disponible.

Sobre la economía

Continuaron las interrupciones en este segmento en el que Trump defendió sus éxitos sobre la economía, mientras Biden refutaba lo cierto e intentaba expresar cuáles son sus planes para la economía de Estados Unidos.

El debate prosiguió con ataques de Trump a la familia de Biden, que obligaron al moderador a interrumpirlo sin muchos resultados, hasta que Biden dijo frente a las cámaras: “No se trata de mi familia o de su familia, se trata de una familia, el pueblo estadounidense”, dijo Biden. “No quiere hablar sobre lo que necesita (el pueblo)”.

Sobre los impuestos de Trump, este fue muy franco: “No quiero pagar impuestos”.

Trump ha tratado simultáneamente de afirmar que estaba haciendo lo que todos los demás hacían al evitar impuestos, y al mismo tiempo insistir en que paga millones en impuestos, lo que contradice el informe del Times de que pagó $750 dólares en impuestos sobre la renta en 2016 y 2017.

Sorprendentemente, Biden no prestó atención a las respuestas de Trump en cuanto a este tema, a pesar de que su campaña lo ha convertido en un problema importante en los últimos días.

Trump presumió durante el debate el nuevo tratado comercial con México y Canadá, y aseguró que con eso y los aranceles han aumentado los trabajos en el secotr automotriz y ha mejorado la balanza comercial.

Desde 2019 se han reducido también los empleos en la industria de manufactura de auto, según estadísticas del Gobierno.

Biden reconoció que el nuevo tratado contiene mejoras, después de indicar que votó a favor del TLCAN hace décadas porque, aunque no era idóneo, era mejor que nada. Dijo que cuando él era vicepresidente se intentó actualizar el TLCAN, pero que el Senado controlado por republicanos no lo permitió.

Sobre raza y violencia

Este fue un segmento muy cargado de interrupciones.

Joe Biden dijo que el presidente Trump intenta convertir todo en un “asunto de ley y orden” esta noche, argumentando que el presidente “prácticamente no ha hecho nada” por los afroamericanos durante su tiempo como presidente.

Durante un segmento prolongado, los dos pelearon por quién manejaría los problemas de racismo, y de violencia racial, lo que culminó con que Biden calificara a Trump de racista.

Cuando se le preguntó por qué sería mejor para abordar los problemas raciales, Biden atacó a Trump por equivocarse en el mitin racista de derecha en Charlottesville en 2017 con las protestas en respuesta y el hecho de que los manifestantes fuera de la Casa Blanca fueron movidos por la fuerza a principios de este año, para que el presidente pudiera caminar hasta una iglesia cercana.

El presidente Trump ha estado advirtiendo a lo largo de la campaña que los suburbios corren el riesgo de sucumbir a lo que él describe como algo así como una revolución anarquista: una apelación codificada a los votantes blancos que el presidente cree que están apagados por protestas antirracistas contra la violencia policial.

Joe Biden desestimó esas afirmaciones y respondió esta noche, contando una historia muy diferente de quién vive en los suburbios y la amenaza que enfrentan.

“Me crié en los suburbios. Esto no es 1950 ”, dijo Biden. “Todos estos silbidos para perros y racismo ya no funcionan. Los suburbios están integrados en general “.

Sobre las elecciones

 

Wallace terminó el debate del martes preguntando a cada candidato si se comprometería a instar a la calma a sus seguidores y a no hacer un reclamo preventivo de la victoria en las elecciones mientras aún se contabilizan los votos.

Biden dijo que sí lo aceptará, mientras que Trump se negó deliberadamente  a decirlo, y cuestionó nuevamente la integridad de las elecciones, y renovó sus ataques al voto por correo.

“Insto a mis seguidores a ir a las urnas y observar con mucho cuidado”, dijo el presidente, repitiendo afirmaciones engañosas sobre la votación por correo, un proceso del que se ha valido y que más estadounidenses están utilizando este año debido a la pandemia de coronavirus.

Trump advirtió ominosamente, y sin evidencia, de “cosas malas” en Filadelfia. “Si veo que se manipulan decenas de miles de boletas, no puedo aceptar eso”, agregó.

Decir la verdad

Trump ha tenido durante mucho tiempo una relación elástica y resbaladiza con la verdad, lo que hizo que la verificación de datos en tiempo real fuera casi imposible.

Biden insistió en que no era trabajo del demócrata refutar las afirmaciones erróneas de Trump.

El moderador Wallace dijo que tampoco jugaría al policía de la verdad en toda la noche, ya que no ve la obligación de denunciar las declaraciones erróneas de Trump o corregir las exageraciones de Biden.