Por qué una cumpleañera casi pierde un ojo al hacer la “mordida” de su pastel

Práctica "ridícula, sucia y violenta" de mordida puede acabar en un quirófano

Por qué una cumpleañera casi pierde un ojo al hacer la “mordida” de su pastel
Aparentemente nadie sabía que el pastel tenía soportes en el interior.
Foto: Jeevan Singla / Pixabay

La tradicional e “inocente” mordida al pastel de cumpleaños resulta ser peligrosa para el festejado. No solo hay riesgo de asfixia sino también de sufrir heridas y requerir atención hospitalaria, como le sucedió una mujer en México que estuvo a punto de perder su ojo.

María Martínez Castellanos, una óculocentrista, compartió en Twitter las fotografías de la paciente y el pastel. La especialista hizo un llamado a los pasteleros a que avisen que la tarta tiene armazón con palos o palillos largos ya que pueden ocasionar que el festejado termine en el quirófano, como el caso de su paciente.

En las imágenes se puede ver la herida en el ojo provocada por los palos de madera colocados en el pastel de cumpleaños para soportar las diferentes capas de pan, y de los cuales aparentemente nadie tenía idea de que estuvieran allí.

“Amigos pasteleros, es su obligación avisar si el pastel que hicieron tiene armazón con palos o palillos largos, con esa práctica ridícula, sucia y violenta de mordida/mordida puede acabar en un quirófano, y luego ya nada vuelve a ser igual”, expuso Martínez .

¿La culpa es de los palillos?

El tuit de la óculocentrista generó polémica. En los comentarios, muchos tuiteros señalan que la culpa de las lesiones no debe recaer principalmente en el pastelero, sino en las personas que siguen una costumbre  que calificaron como absurda, violenta, peligrosa y antihigiénica.

Hasta sin los palos la mordida al pastel es un riesgo muy grande; me tocó sufrir el proceso de sacarle el betún de nariz, garganta y ojos a una niña menor. Estuvo a punto de asfixiarse en medio de la fiesta”, comento una mamá.

En la mayoría de los comentarios se critica que continúe con la práctica pedirle al festejado morder su pastel y aprovechar el momento para empujar con fuerza su cara para hundirla sobre la tarta.

Entre algunos comentarios se puede leer:

“¿El pastel se vendió para ser comido o para estampar la cara de alguien?”

“Lo que debe de acabar es la gente ignorante que en la mordida se cree con el derecho de aventar la cabeza del cumpleañero al pastel porque no sólo es un riesgo los palillos como dices si no que también por tanto bizcocho y merengue se pueden asfixiar”.

Hubo quienes también relataron sus malas experiencias:

“Me ca… que apliquen eso de la “mordida”. La última vez que me la aplicaron 3 personas se ensañaron conmigo. Tenía tapadas las narinas de betún, me entró también a los ojos y el cuello me dolió por 3 días. No es gracioso”.

“Me pasó una vez que un amigo sabía perfectamente que el pastel era de helado, por lo que estaba duro, y aun así me empujó para la mordida y casi me rompo la nariz. Me dolió muchísimo”.

Las fotografías de la lesionada y el pastel se han compartido cientos de veces en Twiter y los usuarios de la red esperan que sirva de ejemplo para evitar una práctica que no solo arruina y contamina la tarta, sino que puede causar un severo daño al festejado.

Te puede interesar: