Primera sanción por denegar días de licencia a una víctima de violencia doméstica

La ciudad obliga a la empresa a compensar con $22,000 a su empleada

Primera sanción por denegar días de licencia a una víctima de violencia doméstica
Lorelei Salas es la comisionada del Departamento responsable de que se cumplan las protecciones laborales./Archivo
Foto: Ana B. Nieto

El distribuidor de alimentos Los Olivos, de Farmingdale, ha tenido que llegar a un acuerdo con el Departamento de Protección a los Consumidores y Trabajadores (DCWP) por despedir ilegalmente a una trabajadora, residente en la ciudad de Nueva York, después de que esta usara días de licencia en el trabajo.

El caso ha sido una violación de la Ley de Licencia por Enfermedad y Seguridad que se ha saldado con una compensación a la trabajadora de $22,000.

Otros seis empleados a los que se les negó acogerse a esta ley que garantiza días que se pueden librar del trabajo por enfermedad o riesgos físicos, recibieron un total de $3,000.

Según los hechos con los que ha negociado el acuerdo este departamento municipal, la empresa solicitó información confidencial a la trabajadora sobre su historia como víctima de violencia doméstica cuando ella solicitó dos días de permiso. Después se la molestó y se la represalió antes de echarla.

“Denegar días de libranza a sobrevivientes de violencia doméstica, asalto sexual o tráfico humano no solo es ilegal sino simplemente vergonzoso”, explicaba el miércoles en un comunicado la comisionada del DCWP, Lorelei Salas. Este es el primer caso en el que se produce un acuerdo después de que la ley de protección a los trabajadores que garantiza libranzas entrara en efecto en 2018.

“Con un incremento de los casos de violencia doméstica durante la pandemia es más crucial que nunca que los neoyorquinos conozcan sus derechos”, explicaba Salas en la víspera de que comenzara en octubre el mes de la atención a la violencia doméstica. En este sentido recordó que la ciudad está dando protección a quienes sufren violencia doméstica para que puedan tener acceso a recursos que permitan su seguridad sin tener por ello que sacrificar su empleo o su cheque.

Según las investigaciones, Los Olivos violó la ley en varias ocasiones, La empresa pidió a la empleada documentos sobre su uso de los días solicitados, se los negó y la presionó hasta conseguir información sobre los ataques de su ex esposo y visitas al doctor. Además la empresa violó la ley al requerir a los empleados de Nueva York trabajar durante seis meses antes de poder ampararse en ella o no poder tomar los sábados entre otros motivos.

El DCWP llevó a la empresa al tribunal administrativo OATH en 2019 antes de cerrar el acuerdo.