Tres familias de luto: hispanos lloran muerte de niñas y una madre en incendio voraz en Nueva Jersey

Varias irregularidades parecen haber contribuido a la tragedia de la comunidad salvadoreña

Tres niñas y una mujer adulta, todas miembros de la comunidad salvadoreña en Elizabeth (Nueva Jersey), perecieron en el voraz incendió que consumió un edificio el lunes, dejando además a una madre gravemente herida y a 24 personas sin hogar.

Fallecieron las hermanitas Daniela (8) y Paola Márquez (10), además de su amiga Elizabeth Correa (11), y la señora Cándida Martínez de Reyes (41), quién dejó huérfanos a cuatro hijos.

Merlin Vásquez, madre de dos de las menores fallecidas, permanece en estado crítico. Todas las víctimas estaban haciendo compras en el edificio.

Ayer la comunidad se reunió con velas, globos y flores para acompañar a las tres familias de luto. Griselda Isabel Correa perdió a su única hija. “Vine a este país por ella, para darle una vida mejor”, declaró en español a Pix11.

El cuerpo de su hija fue descubierto dentro de la tienda de muebles del segundo piso el martes por la mañana. Las niñas Márquez fueron rescatadas originalmente con vida, pero luego perecieron.

Las autoridades dijeron que el incendio comenzó con una máquina de refrescos en el primer piso donde funcionaba una tienda de descuentos. Se cree que las víctimas que estaban en el segundo piso intentaron abrir una puerta trasera, pero una puerta de hierro bloqueaba la salida. También se ha dicho que no había escalera de incendios.

“Ella estaba comprando un escritorio para nuestros hijos, para que pudieran hacer sus tareas escolares”, se lamentó Juan de Dios Reyes Díaz, esposo de Martínez.

Se han establecido tres páginas en GoFundMe para ayudar a la señora Merlin Vásquez, a los parientes de la fallecida Cándida Martínez y de la niña Correa.

Los muebles en una tienda y otros materiales ayudaron a alimentar las llamas, dijo el director de bomberos de Elizabeth, Patrick Byrnes. “Había muchos muebles allí. Mucho material combustible y fue difícil controlar la propagación de este fuego”, labor que tomó una hora.

También había una tienda de artículos para fiestas que contenía tanques de helio. Un testigo afirmó que escuchó pequeñas “explosiones” desde ese establecimiento.

φ