Disminuyen las posibilidades de entregar un cheque de estímulo de $1,200 dólares antes de las elecciones

La Casa Blanca había propuesto un presupuesto de más de $1.6 billones de dólares de ayuda por coronavirus

Disminuyen las posibilidades de entregar un cheque de estímulo de $1,200 dólares antes de las elecciones
Nancy Pelosi solicitó a Trump firmar un paquete de estímulo más grande
Foto: Drew Angerer / Getty Images
Guia de Regalos

Este sábado Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes rechazó una nueva oferta de un presupuesto de $1.8 billones de dólares que hizo La Casa Blanca lo que pone en duda la realización de un paquete de ayuda por coronavirus antes del día de las elecciones.

Pelosi, que ha defendido un presupuesto de por lo menos $2.2 billones de dólares de una nueva versión de la Ley de HEROES aprobada por la Cámara de Representantes a principios de este mes al decir en una carta a sus colegas demócratas de la Cámara que, si bien la administración “intentó abordar algunas de las preocupaciones”, su última propuesta “representa un paso adelante pero dos pasos atrás en las negociaciones”.

Pelosi solicitó a Trump firmar un paquete de estímulo más grande para “honrar a nuestros trabajadores, vencer el virus y poner dinero en los bolsillos de los trabajadores”.

“Todavía tenemos desacuerdos en muchas prioridades”, dijo Pelosi, añadiendo que los demócratas están “esperando la decisión de la administración en varias disposiciones mientras continúan las negociaciones sobre la cantidad total de fondos”.

Los señalamientos

Una “preocupación clave” que Pelosi señaló es la “ausencia de respuesta en un plan estratégico para vencer al coronavirus”, así como una “inadecuada” financiación para los gobiernos estatales y locales, un punto de fricción con Trump que ha llamado un “rescate” de las ciudades y estados demócratas.

Pelosi, sin embargo, dijo que continúa “esperando” una nueva convocatoria de la Casa Blanca para regresar a la mesa de negociaciones a tres días de que Trump las diera por terminadas.

Antecedentes clave

Los comentarios llegan después de una semana tumultuosa de negociaciones en las que Trump canceló las conversaciones el miércoles y más tarde solicitó al Congreso que aprobará medidas individuales que autoricen una nueva ronda de cheques de estímulo y financien el Programa de Protección de la Nómina.

El viernes, Trump volvió a entrar en las negociaciones e incluso afirmó que quería un “paquete de estímulo más grande” que el de la propuesta de los demócratas, a pesar de presionar para que se gasten cientos de miles de millones menos. Trump supuestamente ve el gasto de estímulo como un factor crítico para su posible reelección.

La directora de comunicaciones de la Casa Blanca, Alyssa Farah, dijo el viernes que aunque la administración estaba dispuesta a subir su oferta de $1.6 billones de dólares, les gustaría “mantenerse por debajo de los $2 billones de dólares“.

Incluso, si los demócratas y la Casa Blanca logran llegar a un acuerdo, otro obstáculo vendría del Senado que es controlado por los republicanos, donde una parte considerable de ellos han expresado su oposición a otro paquete de estímulo.

Relacionado: 1 de cada 5 estadounidenses podría quedarse sin dinero antes del día de las elecciones si no llega un segundo cheque de estímulo.

El líder de la mayoría, Mitch McConnell, calificó de “improbable” un acuerdo antes de las elecciones y dijo que se centraría en confirmar a la jueza Amy Coney Barrett en la Corte Suprema.

Según la encuesta del New York Times/Siena College publicada en septiembre señala que el 72% de los votantes están de acuerdo en apoyar un nuevo paquete de estímulo de por lo menos $2 billones de dólares, en comparación con sólo el 23% de los votantes que se opone a él.

Te podrá interesar: