Es casi imposible que un proyecto de ley de estímulo llegue antes del día de las elecciones, advierten analistas de Wall Street

Los resultados de las elecciones presidenciales del mes de noviembre podrían tardar varios días en ser computados

Es casi imposible que un proyecto de ley de estímulo llegue antes del día de las elecciones, advierten analistas de Wall Street
Los analistas creen que la jornada electoral quitará la atención en la discusión de un nuevo plan de ayuda.
Foto: William Thomas Cain / Getty Images

Los analistas de Wall Street advierten que la muerte de la jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg y la batalla que implica elegir a su sucesor, reducirá aún más la probabilidad de que se presente un nuevo proyecto de ley de estímulo para ayudar a la economía a recuperarse de la recesión provocada por la pandemia de coronavirus.

El Presidente Donald Trump ha prometido anunciar su nominación a la Corte Suprema para el sábado, por lo que el próximo debate “eliminará formalmente cualquier oportunidad que pueda haber existido todavía para un nuevo cheque de estímulo fiscal antes de las elección, dijo a Forbes, Adam Crisafulli, fundador de Vital Knowledge.

Por su parte los economistas de Wells Fargo Securities cierran en un 25% las posibilidades de que otro proyecto de ley de estímulo puedan darse antes de las elecciones presidenciales de noviembre al asegurar que las perspectivas de un acuerdo parecen improbables dado que “ambas partes parecen atrincheradas y dispuestas a esperar”.

Una propuesta casi muerta

Dada la próxima lucha por la nominación a la Corte Suprema, “esto significa que el estímulo fiscal está realmente casi muerto”, escribió Sarah Bianchi, analista de investigación macroeconómica en Evercore ISI según un informe del sitio Crainsnewyork.com.

“El Congreso simplemente no tendrá suficiente oxígeno o el ancho de banda para resolver estos difíciles asuntos” antes de noviembre, añadió Bianchi.

Es probable que la lucha en el Tribunal Supremo “se lleve todos los esfuerzos del Capitolio hasta el mes de noviembre”, dijo Chris Krueger, analista de la firma Cowen en una entrevista para la CNBC, aunque admite que aún podría llegar un estímulo adicional después de las elecciones.

Tamara Fucile, asesora principal de asuntos gubernamentales del Centro de Presupuesto y Prioridades Políticas, dijo a la AARP que “no parece que vayamos a llegar a un acuerdo” y “cuanto más se acerca la elección, creo que es más difícil”.

¿Qué pasa con el cheque de estímulo?

Las negociaciones de los legisladores han estado estancadas durante meses discutiendo si habrá una segunda ronda de cheques de estímulo. Los republicanos y la administración del presidente Trump han abogado por un proyecto de ley más pequeño que proporcionaría entre $1 y $1.5 billones de dólares en ayuda, mientras que los demócratas han insistido en un paquete más grande que vale al menos $2.2 billones de dólares.

En su más reciente conferencia de prensa, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reiteró una vez más que “es probable que se necesite mayor apoyo fiscal” para que la economía estadounidense se recupere de la pandemia del coronavirus.

Aun los resultados de las elecciones presidenciales del mes de noviembre podrían tardar varios días en ser computados, creando incertidumbre que podría causar un alboroto en los inversionistas.

Además el congreso también necesita aprobar un nuevo proyecto de Ley de Gastos para evitar el cierre de gobierno a fin de mes. El último acuerdo bipartidista sobre un proyecto de Ley de Gastos mantendría al gobierno en funciones hasta el próximo 11 de diciembre. Los legisladores tuvieron que eliminar un proyecto de ayuda para los agricultores de más de $30,000 millones de dólares.

Si quieres saber porqué tu cheque de estímulo de la Ley CARES se retrasó, aquí te damos 3 grandes razones.

Te podrá interesar: