Alerta en Nueva York por jubilación masiva de policías: 72% más que el año pasado

Retiros y renuncias muestran una "tendencia preocupante", reconoce NYPD, la brigada más grande del país

Alerta en Nueva York por jubilación masiva de policías: 72% más que el año pasado
NYPD vigila estatuas vandalizadas en West Village
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Fausto Pichardo, el latino de más rango en NYPD, ha sido el retiro más sonado este accidentado año en NYPD. Pero su caso no es único y las cifras son tan altas que ya han casi duplicado las del año pasado.

Al 6 de octubre se habían retirado 2,171 oficiales este año. En este punto de 2019, sumaban 1,262 casos, un aumento de 72% que el NYPD llama una “tendencia preocupante que estamos monitoreando de cerca”.

La fuerza también ha visto 372 renuncias en 2020 frente a 367 en este momento en 2019. Además, 2,385 miembros han solicitado la jubilación, pero siguen activos, casi el doble de los 1,274 a este punto en 2019, acotó Pix11.

NYPD detalló que alrededor del 73.2% de las jubilaciones de este año se produjeron después de las protestas por la muerte de George Floyd bajo custodia en Minneapolis, el 25 de mayo.

La pérdida de personal es más alarmante cuando esta misma semana el Comisionado de NYPD, Dermot Shea, indicó a los policías “preparase para lo peor y estar “listos para el despliegue” a partir del 25 de octubre, en previsión de protestas electorales que podrían extenderse hasta 2021.

2020 ha sido un año de grandes retos y sobresaltos para los neoyorquinos y NYPD, el cuerpo policial más grande del país, con actualmente 34,495 oficiales.

En enero entró en vigencia una polémica reforma legal defendida por activistas, pero que, según la policía, ha promovido la impunidad. Además, durante la pandemia, muchos presos fueron liberados para evitar contagios, lo cual habría generado más crimen e indigencia.

Durante las muchas protestas de este año, ha habido acusaciones mutuas de excesos entre civiles, el alcalde Bill de Blasio, el gobernador Andrew Cuomo y policíassituación calificada de “anárquica” desde la Casa Blanca, amenazando con el retiro de fondos federales. También fue tema durante el primer debate presidencial entre Donald Trump y Joe Biden.

Además de los disturbios y contagios, en el verano hubo una toma prolongada de los alrededores de la alcaldía, criticando a NYPD. A su vez, la policía se quejaba de un recorte presupuestario y de supuestos ataques de parte de los políticos locales.

En una movida inédita de protesta, en agosto la Asociación Benevolente de la Policía de Nueva York (PBA), el sindicato policial más grande de NY, manifestó su apoyo electoral a Trump. Una medida similar la tomó el líder de la patrulleros estatales (NYSTPBA), Thomas Mungeer.

En 2017, hubo 517 renuncias a NYPD y ya se consideraba una tendencia alcista, frente a 169 en el año 2011. Por ello, las actuales cifras preocupan aún más.