El Concejo Municipal vota a favor de paquete legislativo para proteger a taxistas de NYC

A la vez que se crea una agencia para monitorear la estabilidad financiera dentro de la Comisión de Taxis y Limusinas, las nuevas leyes apuntan a mejorar la supervisión de esa industria

El Concejo Municipal vota a favor de paquete legislativo para proteger a taxistas de NYC
La industria de taxis en la Gran Manzana ha sido duramente golpeada por los especuladores. FERNANDO MARTÍNEZ
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

El Concejo Municipal de Nueva York aprobó este jueves un paquete legislativo para incrementar las protecciones a los taxistas y mejorar la supervisión de esta industria que, antes de la pandemia de coronavirus inclusive, venía siendo golpeada por la disminución en los ingresos y el valor de los medallones.

Los tres proyectos de ley aprobados habían sido previamente debatidos favorablemente por el Comité de Transporte y entrarían en vigor 120 días después de ser promulgados como ley.

La primera medida, patrocinada por el concejal Ritchie J. Torres de El Bronx, crea la Oficina de Estabilidad Financiera dentro de la Comisión de Taxis y Limusinas (TLC), que será responsable de monitorear y evaluar la estabilidad financiera de la industria. La entidad está destinada a proporcionar una mayor supervisión a esta industria y combatir las prácticas de préstamos abusivos.

“No podemos permitirnos que la TLC subaste medallones a precios exorbitantes o aprobar transferencias de medallones con préstamos especulativos. Debemos garantizar que los taxistas no se vean llevados a otra crisis financiera provocada por la burbuja del medallón y los prestamistas depredadores”, dijo Torres.

No más sufrimiento para taxistas

La segunda pieza legislativa, presentada por la concejal Adrienne E. Adams, requeriría divulgaciones financieras anuales de cualquier persona interesada en una licencia de taxi.

Este proyecto de ley ayudaría a combatir los problemas resultantes de la falta de información recopilada sobre la situación financiera de los propietarios, corredores y agentes autorizados por la TLC.

“Desafortunadamente, a los taxistas se les vendió el sueño americano que no solo no se materializó, sino que los colocó en una grave deuda financiera”, declaró la concejal.

La concejal que representa a Queens agregó que los taxistas necesitan ayuda desesperadamente y la legislación aprobada será un paso adelante hacia la transparencia y el fin del comportamiento depredador.

“Como ciudad, debemos hacer todo lo posible para acabar con el sufrimiento de los taxistas”, insistió Adams.

En los últimos meses, los taxistas de Nueva York han denunciado a través de marchas y manifestaciones, la gravedad de la crisis económica que padecen. La deuda acumulada y la imposibilidad de cumplir los pagos a sus acreedores, llevó incluso al suicidio al menos 8 taxistas neoyorquinos. Luego que se hiciera pública la quiebra del sector, se reveló que la gran mayoría han sido víctimas de prestamistas depredadores.

Se verificará integridad de corredores de agencias

La tercera iniciativa para el rescate de la industria de taxis fue patrocinada por el concejal Ydanis Rodríguez, del Alto Manhattan, requeriría que la TLC evalúe el carácter, la honestidad y la integridad de los corredores de agencias de taxis, agentes y licenciatarios cuando apliquen por una licencia o cuando presenten una solicitud para renovar una licencia existente.

Según Rodríguez, que preside el Comité de Transporte del Concejo, la TLC estaría autorizada a negarse a emitir o renovar una licencia si se determina que un solicitante carece de buen carácter, honestidad e integridad.

“Esta ley agregará protecciones muy necesarias para los taxistas. Vimos lo que sucedió cuando los corredores de agencias de taxis, y licenciatarios de taxis quedaron a su entera discreción. Se aprovecharon de neoyorquinos vulnerables y en su mayoría inmigrantes que estaban tratando de ganarse la vida honestamente”, dijo Rodríguez,

La comisión consideraría, entre otros factores, declaraciones erróneas o tergiversaciones en relación con una solicitud y comisiones de actos fraudulentos, engañosos o ilegales mientras se dedica al negocio autorizado por la comisión.