Las cinco fases de envío de una segunda ronda de cheques de estímulo si es aprobada

Durante la primera ronda, unos 120 millones de pagos fueron enviados mediante depósito directo

Las cinco fases de envío de una segunda ronda de cheques de estímulo si es aprobada
Si se aprueba una segunda ronda de cheques, los beneficiarios con depósito directo recibirían el pago primero.
Foto: Joe Raedle/ / Getty Images

En medio de la incertidumbre sobre si se aprobará un segundo cheque de estímulo, es posible anticipar al menos cinco fases de envío de los pagos si finalmente se le da paso a una nueva ley de rescate económico en el Congreso de Estados Unidos.

La estimación parte de una evaluación al trámite de agencias como el Servicio de Rentas Internas (IRS) y el Departamento del Tesoro para distribuir el primer cheque en virtud de CARES Act.

En la primera ronda, los primeros pagos fueron emitidos mediante depósito directo a los beneficiarios de los que el IRS contaba con esa información.

Se suponía que a estas fechas, las agencias encargadas hubieran finalizado la repartición, sin embargo, aún tramitan pagos atrasados por falta de información de potenciales recipientes. Este proceso podría extenderse hasta finales de año.

Las fases de repartición

Depósito directo

Así las cosas, durante la primera fase de distribución en caso de una nueva ronda de pagos, los primeros en recibir el dinero serían las personas que suministraron su información bancaria al IRS. Hasta junio pasado, el IRS había enviado 120 millones de pagos de los 159 millones mediante depósito directo, o sea la mayoría.

Beneficiarios del Seguro Social

Partiendo de lo anterior, los beneficiarios del Seguro Social, serían otro de los grupos que primero recibirían los pagos de impacto económico. Al igual que en el caso anterior, la clave está en que estas personas hayan suministrado sus datos bancarios a la agencia recaudadora de impuestos.

“EIP Cards”

Luego de los depósitos directos, los beneficiarios que recibieron el dinero en la primera ronda mediante tarjeta de débito o “EIP Card”, recibirían el segundo pago de la misma manera.

El IRS y el Tesoro iniciaron la distribución del dinero en plástico a unos 4 millones de estadounidenses, a quienes la tarjeta se supone que les llegara por correo.

El proceso ha estado marcado por la desinformación, al punto que miles de residentes tiraron a la basura la correspondencia por desconocer que se trataba del “pago de impacto económico”. El IRS determinó no cobrar por el primer reemplazo para tratar de enmendar la situación.

Solo los contribuyentes cuyas declaraciones de impuestos fueron procesadas en los centros del IRS en Andover, Massachusetts, o Austin, Texas, recibirían el pago en la forma de tarjeta de débito o “EIP Card”.

Cheques en papel

Si ninguno de los casos anteriores le aplica, muy seguramente usted recibirá el dinero en un cheque en papel.

Durante la primera ronda de envíos, el IRS procesó unos 35 millones de pagos por esta vía.

Otros casos más complicados

La mayoría de los ciudadanos de Estados Unidos, los residentes permanentes o los extranjeros residentes recibirán el pago de impacto económico de $1,200 o $2,400 mínimos si presentaron una declaración conjunta de casados, no son dependientes de otro contribuyente y tienen un número de Seguro Social elegible.

Pero la situación se complica y requeriría trámites adicionales por parte de los potenciales beneficiarios, si éstos normalmente no están obligados a presentar una declaración de impuestos.

Para lidiar con el problema anterior, el IRS creó la herramienta Non-Filers disponible en inglés y español. La herramienta está diseñada para que la utilicen personas con ingresos generalmente inferiores a $24,400 para parejas casadas y $12,200 para solteros de los que el IRS no cuenta con su información.

Mediante el servicio, este grupo somete sus datos a la agencia para que se pueda procesar el paso. Lo anterior aplica a parejas e individuos sin hogar.

Las personas pueden calificar, incluso si no tienen ingresos o no están trabajando.