IRS procesaría más rápido segundo cheque de estímulo por medio de depósitos directos

Para una próxima ronda de entrega de incentivos, el IRS espera distribuir un 60 % de los desembolsos por medio de depósito directo

El IRS enviaría más pagos de cheques de estímulo mediante depósito directo.
El IRS enviaría más pagos de cheques de estímulo mediante depósito directo.
Foto: Peggy und Marco Lachmann-Anke / Pixabay

El Servicio de Rentas Internas (IRS) debería distribuir más rápidamente un segundo cheque de estímulo de ser aprobado como se anticipa.

En entrevista con The Wall Street Journal, el exencargado de la Oficina de Administración y Presupuesto del IRS, Jack Smalligan, dijo que la expectativa anterior debería cumplirse ya que la agencia se ha ido acoplando a los procedimientos y las herramientas de procesamiento de datos en línea como parte de la primera ronda de envío de pagos que aún no ha culminado.

“Dado que el IRS ya ha ensamblado los datos que necesita para distribuir el primer pago de estímulo, ellos deberán ser capaces de repartir un segundo pago más rápidamente y a un costo administrativo más bajo”, sostuvo Smalligan.

Para una próxima ronda de entrega de incentivos, el IRS espera distribuir un 60 % de los desembolsos por medio de depósito directo, indica el reporte de TWSJ. En la primera ronda en virtud de la ley CARES, unos 80 millones de los 160 millones de pagos se depositaron en cuentas de bancos de beneficiarios.

Como parte de los trámites para recibir el primer cheque, los datos del IRS indican que 14 millones de personas se registraron en el sitio web para depósitos directos para un total de 94 millones de usuarios.

Varias situaciones han complicado el envío de cheques a estadounidenses. Una es la falta de información del IRS sobre beneficiarios de bajos recursos que no declaran impuestos.

A los fines de alcanzar a esa población, la oficina habilitó el servicio “Non-filers” para el ingreso de los datos.

Los potenciales recipientes tienen hasta el 15 de octubre para completar el proceso mediante la aplicación.

Otros problemas que ha tenido que manejar la oficina son los cambios de dirección postal no informados de los contribuyentes o errores en los datos sobre las cuentas bancarias.

El programa piloto de distribución de cheques en la forma de tarjeta de débito tampoco ha estado exento de inconvenientes, como la falta de aviso previo a los beneficiarios, muchos de los que botaron la “EIP Card” pensando que era correo basura o fraudulento.