FOTOS: ¿Qué es y para qué sirve el nuevo órgano que los científicos descubrieron en el cuerpo humano?

Hay muchas cosas sobre nuestro organismo que aún desconocemos

FOTOS: ¿Qué es y para qué sirve el nuevo órgano que los científicos descubrieron en el cuerpo humano?
Las "nuevas" glándulas se ubican en la zona de la cavidad nasal y la garganta.
Foto: Radiotherapy & Oncology Journal / Cortesía

Aunque podríamos pensar que en pleno siglo XXI sabemos todo sobre cómo funciona nuestro organismo y su estructura, una revelación de investigadores holandeses ha demostrado que ese “todo” es más bien un “casi todo”.

Los científicos del Departamento de Oncología y Cirugía de Cabeza y Cuello del Instituto del Cáncer de Holanda descubrieron un nuevo órgano en el cuerpo humano, ubicado exactamente en la garganta.

glandulas tubarias
Una reconstrucción en 3D. Foto: Radiotherapy & Oncology Journal

¿Qué es y para qué sirve?

Se trata de unas glándulas salivales macroscópicas nasofaríngeas, es decir, que se encuentran ubicadas en el cráneo, en la zona de la cavidad nasal y la garganta. Mientras realizaban una investigación sobre el cáncer de próstata, los científicos descubrieron la presencia de estos órganos, que proponen llamar “glándulas tubarias”, al escanear la cabeza y el cuello de 100 personas, y al diseccionar un cadáver femenino y otro masculino.

Luego de realizar sus observaciones mediante tomografías computarizadas detalladas, los expertos llegaron a la conclusión de que “el cuerpo humano contiene un par de ubicaciones de glándulas salivales macroscópicas clínicamente relevantes y previamente pasadas por alto” que, de momento, han llamado glándulas tubarias.

glandulas tubarias
Las imágenes obtenidas por los científicos en tomografías. Foto: Radiotherapy & Oncology Journal

En su investigación, los científicos explican que el sistema de glándulas salivales que se conoce hasta ahora está compuesto de tres glándulas mayores y unas 1,000 glándulas menores distribuidas en el tracto aerodigestivo, es decir, en boca, nariz, garganta, cuerdas vocales y parte del esófago y la tráquea.

Durante un tratamiento de radioterapia contra el cáncer de cabeza y cuello, este sistema glandular se considera en riesgo, por lo que los médicos deben asegurarse de preservarlo siempre que sea posible.

La función de las “nuevas” glándulas tubarias

Estas “nuevas” glándulas tendrían una función relevante durante el tratamiento oncológico, pues creen que la identificación de estas “estructuras de glándulas salivales previamente inadvertidas en la nasofaringe posterior, podría ayudar a explicar y evitar los efectos secundarios inducidos por la radiación”.

Las glándulas tubarias, explican, tienen la función de humectar y lubricar la nasofaringe y la orofaringe, por lo que preservarlas durante un tratamiento contra el cáncer “podría brindar una oportunidad para prevenir los efectos secundarios de la radioterapia y mantener mejor la calidad de vida de los pacientes”. A menudo, estos enfermos experimentan problemas para comer, digerir y hablar, además de un mayor riesgo de caries e infecciones orales.

glandulas tubarias
Evaluación de la dosis de radioterapia en un paciente con cáncer. Foto: Radiotherapy & Oncology Journal

Ante la posible discusión sobre si estas glándulas son, efectivamente, órganos en sí mismos o más bien forman parte del sistema de glándulas salivales, los investigadores argumentan que la definición de órganos señala “un tipo de tejido con una forma y estructura definidas que realiza tareas específicas”, características que encontraron en sus observaciones.

Pero, “independientemente de la clasificación de las glándulas tubarias como un conglomerado de glándulas menores, una glándula principal, un órgano separado o como una nueva parte de un sistema de órganos, las glándulas tubarias son ubicaciones macroscópicas de tejido glandular con relevancia clínica“, afirman.