Jueza colombiana Vivian Polanía sigue retando la “ley” en Instagram con fotos en “shorts”, lencería y escotes

A pesar de ser centro de una investigación por alegadamente comprometer la dignidad de la administración de justicia, Vivian Polanía Franco no deja de exhibirse

Jueza colombiana Vivian Polanía sigue retando la “ley” en Instagram con fotos en “shorts”, lencería y escotes
La jueza Vivian Polanía Franco se ha convertido en una celebridad en Instagram.
Foto: MANAN VATSYAYANA/AFP/Getty Images

La jueza colombiana Vivian Polanía Franco que es centro de una investigación de la Judicatura por sus fotos sexi en Instagram, no deja de mostrar sus atributos en la red social a pesar de la polémica a su alrededor.

La magistrada que ve casos en Cúcuta ha estado compartiendo imágenes a diario de sus rutinas fuera de la Corte a pesar de las alegaciones del gremio al que pertenece de que su exposición compromete la dignidad de la administración de justicia.

En una de las imágenes recientes, a Polanía Franco se le ve con un brasier de encaje blanco que cubre con una chaqueta de cuero marca “Harley Davidson”.

View this post on Instagram

Seamos libres!! A lo que se dediquen, siempre con la máxima pasión #bunny #vivianpolaniaf #felices #harleyquinn #harleydavidson #colombia #sexy #descansomerecido 🐰☠️

A post shared by Vivian Polanía Franco (@vivianpolaniaf2) on

En otra de las instantáneas, Polanía Franco luce unos “shorts” de mezclilla y una camiseta blanca también con el logo de la compañía de motoras.

En la más reciente de las publicaciones, se aprecia a Polanía Franco con un traje negro de pronunciado escote en “v”.

“Yo y mis pendejadas!!”, lee el mensaje que acompaña la foto.

Polanía Franco, también nombrada en redes “jueza hot” y “jueza fitness”, se ha vuelto toda una celebridad en el ciberespacio luego de que reportajes en dos medios en Colombia destacaran su estilo de vida y sus seductoras imágenes cuando se quita la toga.

La colombiana, asidua del Crossfit, ha compartido incluso fotos desnuda en la red social.

Su exposición incluye el destaque de piezas de ropa de compañías estadounidenses que le pagan para que use la vestimenta como modo de promoción.

La propia jueza admitió que marcas la patrocinan a cambio de que modele la ropa en fotos en sus redes sociales.

“La gente no sabe el daño que hacen solo por los chismes. Yo, en la cuenta pasada que me bloquearon, ya estaba siendo patrocinada por dos marcas de ropa en Estados Unidos, por ejemplo, por cada prenda que mostraba y era comprada por alguna persona, a mí me daban el 30% de la venta o me enviaban ropa gratis. Eso no es negocio ilícito, por el contrario es una forma de trabajar bien, sin hacerle daño a nadie. Hay otras personas que usan Instagram para vender fotos desnudas, pero yo no hago eso”, declaró la entrevistada a La Opinión de Cúcuta.

La jueza planteó, además, que no discute ningún tema jurídico en su Instagram, por lo que sus fotos no comprometen su trabajo.

Polanía Franco ha insistido en que no piensa cambiar su estilo de vida ni dejar de publicar sugerentes imágenes para complacer a sus colegas.

“Respecto a mi ropa y a mi forma de vestir, es el libre desarrollo de la personalidad. Estoy absolutamente en desacuerdo. No todos los jueces, funcionarios, empleados, personas, son iguales”, dijo la jueza -quien tiene 37 tatuajes- en entrevista con la cadena CNN.