Cómo cocinar mejor la calabaza para aprovechar sus nutrientes y mantener la línea

Las calabazas pueden cocinarse fácil y rápidamente en microondas, estufa y horno

Cómo cocinar mejor la calabaza para aprovechar sus nutrientes y mantener la línea
Las calabazas son ricas en vitamina A.
Foto: pietro jeng / Pexels

Es temporada de nutritivas y deliciosas calabazas de invierno y te decimos cómo cocinarlas de manera sencilla ya sea en horno convencional, estufa o microondas. Las calabazas son ricas en vitamina A, tienen alto contenido en fibra y son bajas en calorías.

La calabaza de invierno tiende a incluir variedades como la calabaza butternut, calabaza grande, calabaza Hubbard, calabaza espagueti, calabaza bellota y calabaza delicata.

Las calabazas de invierno tienen una textura y un sabor perfecto para deleitarse en sopas, guisos, guisos, panes y otros postres. La manera más fácil y rápida de disfrutarla es sacando la pulpa y comer directamente de su caparazón después de la cocción.

La calabaza de invierno tiene altos niveles de alfacaroteno y betacaroteno, que se convierte en vitamina A. También es rica en fibra y fuente de vitamina C, vitamina B6, potasio, hierro.

Es un alimento con beneficios que pueden ayudar a reducir el riesgo de muchas enfermedades, incluidas enfermedades cardíacas y respiratorias, cáncer, diabetes y artritis, señala la Universidad del Estado de Michigan.

La calabaza es un alimento denso y que llena a pesar de ser bastante bajo en calorías (45-90 calorías por taza cocida, según el tipo) con un índice y carga glucémicos bajos. Tiene casi la mitad de la cantidad de carbohidratos que una batata, explica la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Cocinar calabazas fácil y rápidamente

Foto: Pixabay/Pexels

Enjuaga la calabaza bajo agua corriente antes de pelar o cortar. Antes de cocinar la calabaza retira las semillas para después enjuagarlas, asarlas y disfrutarlas como una botana muy nutritiva y saludable.

Al vapor

Una forma rápida y saludable de preparar la calabaza de invierno es pelarla y cocinarla al vapor. Córtala en cubos y su tiempo de cocción al vapor dura aproximadamente siete minutos.

Si la calabaza es demasiada dura para cortar, cocina en el microondas u hornea por unos minutos hasta que esté caliente al tacto y lo suficiente suave para cortar.

Horno

Para hornearla no necesitas pelarla, basta con que retires los extremos y cortes la calabaza a lo largo por la mitad y la coloques en un molde forrado con papel de aluminio. Para un sabor asado, frota la calabaza con un poquito de aceite vegetal y hornea sin tapar a 350 a 425 F°.

Para una textura “al vapor”, añade ½ taza de agua al molde y cubre con papel de aluminio. Prueba el punto de cocción de aproximadamente 45 minutos. Las calabazas grandes pueden tardar más tiempo en cocinar.

Microondas

Retira la piel y corta por la mitad. Coloca en un plato apto para microondas con el lado cortado hacia abajo con 1 a 2 cucharadas de agua y programa de 5 a 10 minutos a temperatura alta hasta que se ponga tierna.

La calabaza cocida se congela y se recalienta bien. Así que puedes congelar la calabaza cocida para usar después en platillos principales, sopas, chili o alimentos cocidos. Coloca cantidades de calabaza del tamaño de una comida en bolsas para el congelador o recipientes, así se conserva hasta por un año.

Te puede interesar: