Los aliados del IRS el 10 de noviembre para distribuir cheques de estímulo atrasados

"Non-filers" es la herramienta dispuesta por la agencia para solicitar el pago adeudado

Los aliados del IRS el 10 de noviembre para distribuir cheques de estímulo atrasados
El IRS ha distribuido más de 159 millones de pagos de estímulo desde abril.
Foto: Karolina Grabowska / Getty Images

Grupos de socios del Servicio de Rentas Internas (IRS) en coordinación con organizaciones sin fines de lucro se unirán el próximo 10 de noviembre para intensificar la campaña dirigida a agilizar la tramitación de cheques de estímulo a beneficiarios de bajos ingresos de los que el IRS no cuenta con información personal para procesar el pago.

Mediante la jornada que iniciará en menos de una semana, los colaboradores regarán la voz sobre la herramienta conocida como “Non-filers” habilitada para que las personas que no están obligadas a declarar impuestos al IRS debido a que tienen bajos ingresos o no están generando ingresos  inicien el trámite.

Unos 10 días después, el 21 de noviembre, se cumplirá el plazo para que los potenciales recipientes ingresen sus datos personales y reclamen el pago adeudado.

Inicialmente, la fecha límite era el 30 de octubre. Pero, en vista de que aún millones de estadounidenses no han completado el proceso en línea, la agencia extendió el plazo.

“Nuestros grupos de socios han sido una parte crítica de la campaña de publicidad y educación sin precedentes del IRS este año para comunicarle a las más personas posible la información acerca de estos pagos,” dijo Chuck Rettig, comisionado del IRS. “Como resultado, millones de estadounidenses usaron exitosamente la herramienta Non-Filers y recibieron su pago de impacto económico. La inscripción es rápida y fácil, e instamos a todos a compartir esta información para llegar a la mayor cantidad de personas antes del día de vencimiento del 21 de noviembre”, puntualizó el funcionario.

El “Día nacional de inscripción para pagos de impacto económico” se suma a otras iniciativas como el envío de cartas a unas 9 millones de personas que serían elegibles para recibir el dinero y no lo han solicitado.

Según el IRS, más de 8 millones de beneficiarios han utilizado desde abril pasado la herramienta “Non-filers” para solicitar el cheque de estímulo.