De Blasio advierte que escuelas podrían cerrar el lunes por aumento del COVID-19 en NYC

Con los contagios cerca al 3%, el Alcalde aseguró que tomará la decisión definitiva el fin de semana mientras el Defensor del Pueblo pide cerrar otra vez negocios no esenciales y servicio interior en restaurantes

De Blasio advierte que escuelas podrían cerrar el lunes por aumento del COVID-19 en NYC
De Blasio advierte que escuelas pudieran cerrar el lunes por aumento del COVID-19
Foto: Flickr Alcaldía de NY / NYC Mayoral Office

El temor de muchos neoyorquinos de que la ciudad vuelva a tener cierres nuevamente, como los que se dieron desde marzo pasado, cuando se declaró la pandemia del COVID-19 en los cinco condados que ha dejado 266,574 contagios y 59,750 muertes, está a punto de ser una realidad. Y con el aumento sostenido de contagios, que este viernes se situó en el 3.09%, con un promedio de 2.83% para los últimos 7 días, las escuelas de la Gran Manzana pudieran verse obligadas a cerrar a partir de este lunes.

Así lo anunció el alcalde Bill de Blasio, tras asegurar que si el fin de semana continúan subiendo los contagios de COVID-19, hará el anuncio oficial, por lo que pidió desde ya a los padres de familia que tengan listo un plan por si el cierre de escuelas se hace inminente.

“Dijimos que sí (los contagios) superaban el 3 por ciento en el promedio móvil de siete días, cerraríamos las escuelas temporalmente. Pero quiero enfatizar que es temporalmente. Si llegamos a ese punto, entonces el objetivo es traerlos de regreso lo más rápido posible”, dijo el alcalde, advirtiendo que por lo menos todo este mes estarían clausuradas las clases presenciales y los estudiantes afectados tendrían clases remoto.

“(De ser así) el fin de semana, avisaremos inmediatamente a los padres de que las escuelas cerrarían, en ese caso el lunes. Entonces, la gente debe prepararse (…) esto no es algo con lo que ningún padre quisiera tener que lidiar, pero debemos prepararnos y los padres deben tener un plan para el resto del mes de noviembre”, destacó De Blasio. “Creo que esa es la manera segura de pensarlo, tener un plan alternativo para comenzar tan pronto como el lunes para cualquier cosa que los ayude a pasar este mes si la escuela no está abierta”.

A pesar de ello, el mandatario aclaró que aquellos estudiantes de pre-escolar que toman clases en organizaciones comunitarias y no en planteles públicos, no se verán afectados con el cierre de las escuelas ni tampoco el plan de guardería lanzado con la reapertura de las clases presenciales.

“Estas organizaciones comunitarias seguirán abiertas. Incluso si vamos más allá del tres por ciento. Nuestro programa Learning Bridges, que es el programa de cuidado infantil que se ofrece de forma gratuita, permanecerá abierto y se dará prioridad a los trabajadores esenciales”, explicó De Blasio. “Hay opciones que estarán disponibles si llegamos a ese punto, pero quiero instar a los padres a tener un plan listo que puedan poner en vigencia el lunes. Y haremos una actualización: proporcionaremos una actualización a la gente (el sábado) por la mañana, tan pronto como lleguen los indicadores, y el domingo por la mañana, tan pronto como entren, para que la gente sepa dónde estamos”.

De Blasio se mostró confiado de que la ciudad pueda frenar el virus y que, de cerrarse las escuelas, pronto vuelvan a reabrirse.

“Ahora podemos estar en una situación difícil, pero nuevamente, ¿qué tan rápido podemos salir de ella? Es la pregunta. Mi esperanza es que si todos hacemos lo que tenemos que hacer en la ciudad en su conjunto, esto sea algo que podamos superar en cuestión de semanas, si llegamos a este punto”, recalcó el líder de la Gran manzana.

Confusión entre padres

El anuncio de De Blasio generó confusión entre padres de familia como Roque Delgado, quien tiene a sus dos hijos de tercero y cuarto grado en clases presenciales en una escuela de Queens, y quien aseguró no saber qué va a hacer con sus niños si cierran los planteles.

“Si el Alcalde cierra las escuelas debería darnos una alternativa para que cuiden a nuestros niños mientras estamos trabajando, pero nos está diciendo 48 horas antes que nos las arreglemos como podamos. Qué irresponsabilidad es esa. Dónde voy a dejar a mis hijos si recién empecé a trabajar”, dijo el ofuscado padre de familia. “Yo creí en el Alcalde y ahora sale con estas. Creo que si los contagios no son altos en las escuelas deben seguir abiertas“.

Carolina Carreras, quien tiene a su hijo de 9 años en clases híbridas en una escuela primaria de Flushing, calificó el eventual cierre como una crónica anunciada.

Nunca me pareció buena idea que se abrieran las escuelas, es obvio que por eso han aumentado los contagios, aunque digan que no son tantas, pues obvio no se ve porque son muy poquitas las pruebas que se hacen a los niños y maestros”, dijo la colombiana, agregando que en su caso no le afecta la decisión, porque está siempre en casa, pero que a muchos padres les caerá como un balde de agua fría. “El alcalde ahora está como el cangrejo, echando pa’tras con algo que muchos le dijeron que iba a pasar. Es un hombre muy terco”.

Leonie Haimson, directora de la organización Class Size Matters, criticó la eventual decisión del Alcalde y dijo que antes de cerrar las escuelas deberían cerrar otro tipo de lugares.

“Las pruebas aleatorias muestran que el nivel de infección dentro de las escuelas sigue siendo muy bajo, solo alrededor del .18%. Muchos epidemiólogos creen que cerrar las escuelas debería ser un último recurso, especialmente las escuelas primarias, ya que brindan un servicio esencial y no se ha demostrado que sean un foco primario de contagio, como muchos habían temido inicialmente”, dijo la activista, agregando que con el manejo del Alcalde a la situación ha creado caos entre los padres.

“Es muy lamentable que, al mismo tiempo que el alcalde dice que puede cerrar todas las escuelas el lunes, también les dice a los padres que es su última oportunidad de inscribirse en el aprendizaje en persona durante el resto del año, con una fecha límite del domingo para tomar esta decisión. Hay tantos mensajes contradictorios provenientes del alcalde y el canciller de Educación que los padres están comprensiblemente confundidos, enojados y molestos”, agregó Haimson.

Maestros esperan el cierre

El presidente de la Federación Unida de Maestros (UFT), Michael Mulgrew, aseguró que los profesores esperan que suceda el cierre de escuaelas, basados en los índice del COVID-19, pero advirtió que aunque los estudiantes estarán listos para tener un aprendizaje remoto por completo, le preocupa la falta de dispositivos.

“Mi preocupación realmente es la pieza tecnológica. No quiero que los padres y los estudiantes se vuelvan locos. Espero que la ciudad se haya tomado en serio lo que hemos estado diciendo y lo que han dicho los padres sobre el apoyo tecnológico real”, dijo Mulgrew. “No puede seguir diciéndonos que contrató a una empresa externa para hacerlo y ellos dijeron que todo está bien. Las cosas no funcionan de esa manera”.

Sobre el posible cierre de escuelas en la Gran Manzana, el gobernador, Andrew Cuomo, aseguró que aunque el Estado tiene la última palabra, ha dejado esas decisiones en manos de las municipalidades, pero pidió a la Administración De Blasio crear otro parámetro diferente al 3% de contagios en la ciudad como punto para cerrar planteles. Cuomo destacó que teniendo en cuenta que la propagación del virus en las escuelas ha sido muy bajo, ese punto no debería ignorarse.

“Si las escuelas estuvieran abiertas, creo que sería mejor“, dijo el Gobernador, reiterando que la determinación será de la Gran Manzana. “Las escuelas no son el problema. Espero que el alcalde, los maestros y los padres trabajen para abrir las escuelas, si las cierran, lo más rápido posible”.

Ayuda para evitar la ‘segunda ola’

El Alcalde insistió además en hacer un llamado a la población en general para que contribuya a reducir nuevamente los indicadores de contagios y evitar una segunda ola de infecciones altas, siguiendo al pie de la letra las normas básicas de protección como el uso de máscaras, distanciemitno social, lavado de manos y no estar en aglomeraciones ni eventos concurridos. Al mismo tiempo y justo cuando este viernes entró en vigor la nueva normativa dada por el Estado de que restaurantes y gimnasios no tengan a nadie en sus instalaciones más allá de las 10:00 pm, el mandatario aseguró que es necesario reevaluar si debería también cerrarse el servicio interior en los restaurantes para frenar el Covid.

Y ante el auge de contagios que se ha venido registrando en Nueva York en los últimos días, el Gobernador mencionó que a las nuevas restricciones que entraron en vigor el viernes, pudiera haber otras. Además dijo que se reunirá el sábado con seis gobernadores del noreste en una “cumbre de emergencia” para crear un plan conjutno para frenar el virus.

“Creemos que tendremos que tomar medidas adicionales“, dijo Cuomo, pronosticando que la situación del COVID-19 “se deteriorará” en la época de frío y vacaciones de fin de año. “La buena noticia es que nuestra tasa positiva es una de las más bajas del país. La mala noticia es que estamos en medio de un mar de COVID que se eleva a nuestro alrededor (…) No se puede desafiar la realidad, y la realidad es que el virus se transmite y el virus es móvil y estamos en la temporada navideña. Todos estos son elementos que conspiran para incrementar el COVID. Los números están subiendo. Los números subirán. Lo tomo como un hecho”.

El defensor del Pueblo, Jumaane Williams, también se manifestó sobre la que parece ser una inminente segunda ola del COVID-19 en la ciudad, y presentó un documento llamado “En caso de una segunda ola”, con varias recomendaciones para las autoridades y las comunidades, a fin de limitar la propagación de COVID-19 y más víctimas.

“A medida que los casos aumentan en todo el país a nuevos máximos, aquí en la ciudad de Nueva York ahora es innegable que estamos viendo el aumento de una segunda ola, pero su resultado no es inevitable”, dijo el Defensor, quien pidió el cierre de negocios interiores no esenciales como gimnasios, salones de belleza y manicura y lugares de culto, además de restaurantes interiores. “Para prevenir el nivel de dolor y devastación infligidos por las crisis económicas y de salud pública que se agravaron en la primavera, tenemos que aprender de nuestros errores y ser proactivos (…) Cuanto más rápido y con más decisión actuemos ahora, menos dolor veremos en el largo plazo”.

Datos de contagios del COVID-19 en NY

  • 24 muertes se registraron en el último día en todo el estado
  • 3.09% es el porcentaje de casos positivo el último día
  • 2.83% es el promedio de contagios en los últimos 7 días
  • 0.16% es el promedio de contagios en las escuelas
  • 121 hospitalizaciones se registraron en el último día
  • 28,8% de esos casos dieron positivo por COVID-19
  • 916 casos positivos es el promedio de los últimos 7 días
  • 266,574 neoyorquinos se han contagiado
  • 59,750 personas han sido hospitalizadas
  • 19,431 muertes confirmadas por COVID-19
  • 26,079 han sido las muertes en todo el estado
  • 4,677 presuntas muertes relacionadas con COVID-19