Hospital en El Paso, Texas, usa un “pozo” para los muertos por coronavirus: enfermera relata “horror” en University Medical Center

El estado es uno de los más afectados por el pico en casos y hospitalizaciones de enfermos con la COVID-19

Hospital en El Paso, Texas, usa un “pozo” para los muertos por coronavirus: enfermera relata “horror” en University Medical Center
Una morgue improvisada en el espacio de estacionamiento de la Oficina Forense del Condado El Paso acumula a los fallecidos por coronavirus.
Foto: Mario Tama / AFP / Getty Images

Los pacientes de coronavirus en El Paso, Texas, a los que llevan al llamado “pozo”, salen del espacio muertos y en bolsas, así lo reveló por Facebook una enfermera cansada de ver el “horror” en University Medical Center.

Lawanna Rivers se valió de la red social para narrar el macabro escenario con el que el personal sanitario debe lidiar ante el incremento en casos, hospitalizaciones y muertos por la COVID-19 en el estado.

En la grabación compartida en la red social el 7 de noviembre, la enfermera describe un salón conocido como “The Pit” (El Pozo) en el que supuestamente llevan a los pacientes graves y les dan tres rondas de reanimación o resucitación cardiopulmonar (CPR) antes de declararlos muertos.

Muertos por coronavirus en El Paso Texas
El incremento en muertos por coronavirus en El Paso, Texas, obligó al uso de camiones refrigerados para almacenar a las víctimas mortales.

“La política del hospital era que los pacientes serían sometidos a tres rondas de CPR que eran solo seis minutos, esto era fuera de todos los protocolos que teníamos, no hubo ni un solo paciente que sobreviviera”, reveló Rivers.

“Mi primer día de orientación, se me indicó que cualquier paciente que entrara al ‘pozo’, solo salía en una bolsa. Yo vi a mucha gente morir que yo sentía que no debieron morir”, agregó la empleada.

“La morgue estaba tan llena de cuerpos que ellos se quedaron sin cuartos, así que cuando las puertas del pozo abrían, los cuerpos caían unos sobre otros en las bolsas”, puntualizó la mujer entre lágrimas.

Rivers abandonó el trabajo dos semanas antes de que se cumpliera el plazo para que culminara su estancia, ya que no pudo manejar la situación que describió como más dramática que ha experimentado como enfermera en unos 20 años.

Las autoridades de El Paso son auxiliados por reos de cárceles para trasladar a los muertos a las morgues improvisadas en camiones refrigerados, a los que se les paga $2 la hora por sus labores.

Las declaraciones de la usuaria se dan luego de que el sábado trascendieran imágenes que mostraban a prisioneros vestidos con equipo protector personal (PPE) ayudando a personal de la Oficina Forense del Condado El Paso cargando a muertos por la COVID-19 a camiones refrigerados en medio del incremento en la cifra de fallecidos por la enfermedad en la demarcación.

Las últimas cifras de muertos en El Paso, donde se extendió una orden de mantenerse confinado en el lugar (“Shelter-in-place”) apuntan a unas 769 hasta este lunes, mientras que los casos positivos sobrepasan los 73,000. Las 7 muertes adicionales este lunes corresponden a pacientes de 70 años o más que padecían condiciones preexistentes.

El juez del condado Ricardo Samaniego reconoció en entrevista con KVIA el problema de falta de personal debido al aumento en pacientes, pero no entró de lleno al tema de la falta de espacio para los fallecidos.

Según indicó Samaniego, los reos que cumplen condenas por delitos menores le están dando una mano al personal sobrecargado por la crisis.

“Estamos faltos de mano de obra”, indicó. “La gente está realmente cansada, enfermeros y doctores están cansados”, añadió.

Desde julio, estados como Texas y Arizona cargaban con el problema de falta de espacio para manejar los muertos por la COVID-19.

Con anterioridad, la ciudad de Nueva York enfrentó el mismo problema.