Claman que por ‘Acción de Gracias’ se cree fondo de alivio para trabajadores excluidos

El proyecto de ley del impuesto a los multimillonarios de Nueva York está en manos del Gobernador y el Senado estatal

Claman que por ‘Acción de Gracias’ se cree fondo de alivio para trabajadores excluidos
A propósito del día de Acción de Gracias, los trabajadores denuncian las disparidades en la ciudad.
Foto: MRNY / Cortesía

NUEVA YORK.- Nuevamente, decenas de trabajadores excluidos insistieron este martes la aprobación del proyecto de ley que crea un impuesto a los multimillonarios neoyorquinos. El clamor fue al Gobernador Andrew Cuomo y a la líder de la mayoría del Senado estatal Andrea Stewart-Cousins.

A sólo dos días del Día de Acción de Gracias, los líderes de los trabajadores excluidos -así llamados quienes no fueron beneficiados del alivio económico o ayuda de emergencia federal y estatal que se aprobó para palear la recesión causada por la pandemia- instaron a que las autoridades estatales se sensibilicen y den luz verde al proyecto de ley que crea el alivio económico que está en manos de la Legislatura.

Los participantes que se apostaron en los exteriores de la oficina del Gobernador, en su mayoría latinoamericanos, montaron una mesa en la que dos personas que simulaban ser multimillonarias estaban sentadas frente a un gran pavo cocinado y grandes fajos de papeles imitando billetes, para denunciar las disparidades entre los más ricos y más pobres de la ciudad.

Muchas familias de trabajadores indocumentados no tendrán comida en Acción de Gracias.

Denunciaron que, en lugar de aumentar los impuestos a los ultrarricos, incluidos los 118 multimillonarios de Nueva York, la Legislatura estatal y el Gobernador Cuomo, han dejado a los neoyorquinos a su suerte sin un alivio a la vista.

La asambleísta Carmen De La Rosa, dijo que es de “sensibilidad humana” aprobar la ley (S.8277 / A.01041) que crea el impuesto con el que se financiaría a los trabajadores.

Nueve de cada diez inmigrantes neoyorquinos negros, hispanos y de otras minorías encuestados informaron pérdida de empleo o ingresos en su hogar. Así mismo, más de 500.000 neoyorquinos indocumentados, a pesar de pagar impuestos, han sido completamente excluidos del alivio del gobierno federal o estatal.

“A medida que se acerca el Día de Acción de Gracias, cientos de miles de neoyorquinos seguirán luchando para poner comida en la mesa para sus familias”, dijo Rafael Santiago, un trabajador de construcción.

Daniel Cortes, miembro de Make the Road New York, comentó que a medida que los multimillonarios de Nueva York aumentan su riqueza, las familias pasan hambre.

“Sin ningún alivio a la vista, he estado luchando para pagar la comida y estoy atrasado en el pago de la renta. Instamos al gobernador y a la legislatura estatal a tomar medidas inmediatas. Los neoyorquinos no podemos esperar más, enfrentamos desalojos, padecemos desempleo e inseguridad alimentaria”, dijo Cortes.

Josh Bloom, líder de Jews for Racial and Economic Justice, dijo que es hora de que el gobierno estatal trabaje para todos.

“Gobernador Cuomo, líder de la mayoría Stewart-Cousins, este Día de Acción de Gracias queremos tener algo por lo que estar agradecidos: financien a los trabajadores excluidos”, dijo Bloom.

Beatriz Ramírez, trabajadora de lavandería y miembro del Laundry Workers Center, dijo que Nueva York es el hogar de miles de inmigrantes que han asido afectados por la pandemia.

“Durante más de 7 meses hemos sobrevivido a esta pandemia sin alivio, sin el apoyo del gobierno ni de la ciudad. Esto tiene que cambiar para nuestro futuro y el futuro de nuestros hijos. Queremos que el gobernador Cuomo y la Legislatura, creen el fondo para todos los trabajadores excluidos”, dijo Ramírez.

Luisa Granda-Rodríguez, directora de operaciones de Community Development at Neighbors Link denunció que una gran cantidad de trabajadores inmigrantes en Nueva York fueron dejados de lado de toda ayuda de emergencia.

“Son personas que están en primera línea, poniendo en riesgo sus vidas. Seguimos exigiendo que Nueva York cree un Fondo para Trabajadores Excluidos de manera urgente”, agregó Granda-Rodríguez.

En el mismo sentido declaró Diana Sánchez, cofundadora de Yonkers Sanctuary Movement, “Mientras los multimillonarios esperan sus fiestas de Acción de Gracias, las familias de nuestras comunidades pasan hambre. Fueron trabajadores esenciales y hoy tienen facturas y órdenes de desalojo en lugar de comida”, destacó Sánchez.

También en Nueva Jersey

En el vecino estado de Nueva Jersey, se convocó una protesta similar con mesas llenas de platos vacíos para simbolizar los miles de trabajadores indocumentados que no tienen ingresos y no podrán celebrar estas fiestas comprando el tradicional pavo.

“En Nueva Jersey, los inmigrantes indocumentados se han visto perjudicados de forma desproporcionada por la pandemia de COVID-19 y están excluidos de casi todas las formas de ayuda gubernamental. Muchos inmigrantes indocumentados trabajan en ocupaciones esenciales, incluidas las profesiones de entrega a domicilio, reponedores, atención médica y limpieza, que han permitido que millones de habitantes de Nueva Jersey se refugien en sus hogares durante los peores meses de la pandemia”, aseguraron los organizadores en una nota.