Simpatizante de Trump que donó $2.5 millones para defensa por “fraude electoral” quiere su dinero de vuelta

El grupo que pedía dinero para ayudar al presidente ya no responde las llamadas

Simpatizante de Trump que donó $2.5 millones para defensa por “fraude electoral” quiere su dinero de vuelta
El presidente Trump ha enfrentado al menos 38 derrotas en su defensa electoral.
Foto: MANDEL NGAN / AFP / Getty Images

Un seguidor del presidente Donald Trump que donó $2.5 millones de dólares al equipo de defensa del mandatario, ahora quiere recuperar su dinero.

Fredric Eshelman, un empresario de Carolina del Norte, dijo que le dio el dinero a True the Vote, un grupo de “ética electoral” pro-Trump en Texas que prometió presentar demandas en siete estados, pero eso no ha ocurrido.

Eshelman acusa como “resultados decepcionantes” las acciones del grupo que defendería la votación a favor del presidente.

El donante presentó entonces una demanda en Houston para recuperar su dinero, reveló Bloomberg News, alegando que ninguna de las promesas del grupo fueron cumplidas, enfocadas a supuesto fraude electoral.

True the Vote abandonó sus acciones legales y suspendió su campaña Validate the Vote 2020, por lo que Eshelman exigió una explicación, pero no recibió respuesta.

Según The Guardian, el inconforme es fundador de Eshelman Ventures llc, una compañía de capital de riesgo, quien decidió apoyar los esfuerzos del grupo de defensa del presidente Trump, pero pedía actualizaciones constantes sobre las estrategias.

“La falta de éxito de los esfuerzos de True the Vote para impugnar el resultado parece reflejar la del propio presidente, cuyo equipo ha perdido 38 acciones judiciales desde las elecciones del 3 de noviembre”, indica el reporte.

Catherine Engelbrecht, fundadora y presidenta del grupo True the Vote, intentó culpar del fracaso de su iniciativa “a fuerzas externas”.

“Si bien respaldamos el testimonio de los votantes que se presentó, las barreras para avanzar en nuestros argumentos, junto con las limitaciones de tiempo, hicieron necesario que siguiéramos un camino diferente”, dijo el grupo.

Sus planes de batalla en cortes fueron cancelados en Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin, donde el presidente electo Joe Biden ganó.