Siempre soñó con ser madre y murió a las pocas horas de dar a luz

Una complicación de último momento le arrebató la vida y el poder disfrutar lo que más tanto anhelaba

Siempre soñó con ser madre y murió a las pocas horas de dar a luz
Un coágulo en el pulmón desató la desgracia.
Foto: Shutterstock

Chelsea Pearce era una joven mujer de 29 años, originaria de Chelsea, Inglaterra, la cual murió a las pocas horas de haber dado a luz, teniendo como más grande deseo en la vida poder convertirse en madre.

Chelsea, quien era asesora de salud, estaba programada para una cesárea el próximo 4 de diciembre por presentar problemas con un pulmón, pero el pasado viernes 28 de noviembre tuvo que ser llevada de emergencia al hospital luego de que se le rompiera la fuente.

Luego de permanecer en observación durante toda la noche, Chelsea dio a luz a un varón al cual nombró Roman.

Aparentemente, el parto no habría tenido complicaciones, pero horas más tarde, la mujer fue encontrada desmayada y sin signos vitales luego de que se levantara de la cama para poder ir al baño.

Los médicos rápidamente la atendieron y descubrieron que un coágulo de sangre que tenía en el pulmón se habría movido hacia el corazón, lo que provocó que este se detuviera. Aunque trataron de reanimarla y le proporcionaron medicamentos para tratar de diluir el coágulo y le practicaron una histerectomía de emergencia, la recién convertida en madre murió esa misma noche.

“Era su primer bebé, quería tanto un bebé. Estaba orientada a los bebés. Quería ser partera, luego se convirtió en visitadora de salud y sintió que era el momento adecuado para tener un bebé. Hablaba con él por la noche, siempre sostenía su estómago. No podía esperar para tenerlo”, declaró su madre.