Congresistas le piden cuentas al IRS por cheques de estímulo no enviados

Miembros del Comité de Medios y Formas de la Cámara de Representantes no están conformes con los esfuerzos de la agencia para distribuir la mayor cantidad de pagos posibles

Congresistas le piden cuentas al IRS por cheques de estímulo no enviados
El envío de cheques de estímulo inició en abril.
Foto: William Thomas Cain / Getty Images

La Oficina de Contabilidad del Gobierno (GAO) y miembros del Comité de Medios y Formas de la Cámara de Representantes le pidieron cuentas al Servicio de Rentas Internas (IRS) y al Departamento del Tesoro federal por los cheques de estímulo que aún no reciben millones de estadounidenses.

“Constituyentes con asuntos sin resolver, incluyendo ‘Non-filers’, se verán forzados a llenar una declaración de impuestos del 2020 para reclamar un ‘Crédito de reembolso de recuperación’. Para algunos constituyentes, los asuntos sin revolver continuarán impactando sus solicitudes el próximo año, y van a tener que empezar el proceso con el IRS desde cero. Eso no está bien”,  indican los representantes en la misiva.

“Un pago de $1,200, $2,400, o más puede ser un salvavidas para una familia en severa crisis financiera, especialmente en esta época del año”, añadió el grupo en la carta al IRS fechada el jueves.

Los “pagos de impacto económico”, autorizados por el Congreso de Estados Unidos bajo la ley CARES, empezaron a ser distribuidos en abril pasado.

Sin embargo, la incapacidad del IRS en ubicar a millones de beneficiarios de bajos recursos que no tienen que declarar impuestos fue uno de los principales problemas en el proceso.

A los fines de reparar lo anterior, la oficina habilitó la herramienta “Non-filers” para que estas personas sometieran su información al IRS y tramitar el pago.

Para el 30 de septiembre, las autoridades habían distribuido más de 165.8 millones de pagos para un total de $274.7 mil millones de dólares.

No hay datos precisos sobre envío de cheques de estímulo

Sin embargo, la cifra anterior no incluye los pagos a los recipientes de los que el IRS no cuenta con datos y utilizaron la herramienta.

En octubre, la oficina dijo que unas 8 millones de individuos utilizaron el servicio en línea. La cifra exacta de inscripciones al finalizar el plazo de solicitud el 21 de noviembre no ha sido divulgada.

Tampoco la de la cantidad de personas que no han usado la aplicación y son elegibles para hacerlo.

En septiembre, la entidad envió unas 9 millones de cartas a potenciales beneficiarios para exhortarlos a que ingresen su información personal mediante “Non-filers”.

Las personas que aún no reciben el pago y creen ser acreedoras del mismo, pero no procesaron la solicitud hasta el 21 de noviembre, tendrán que esperar hasta el año siguiente para reclamar los fondos en la temporada de impuestos.

Un reporte reciente de GAO indica que las agencias no planean suministrar un análisis detallado del alcance de la herramienta hasta el próximo año.