Cómo desinflamarse después de comer mucha sal

Luego de una comida rica en sal puedes sentir hinchazón; tres cosejos para desinflamarte

Cómo desinflamarse después de comer mucha sal
La comida rápida suele tener un alto contenido en sodio.
Foto: Horizon Content / Pexels

Comer demasiada sal, ya sea en una sola comida o durante un día, puede provocar la sensación de hinchazón. Esto se debe a que la sal es la principal fuente de sodio, este elemento causa retención de agua y la retención de agua puede provocar hinchazón.

¿Qué hacer si has comida mucha sal?

1. Bebe agua

Foto: PxHere

Puede parecerte extraño que si te sientes cargado de líquido debas ingerir más, pero de acuerdo a Healthline lo primero que debes hacer es beber suficientes cantidades de agua para ayudar a tu cuerpo a eliminar el exceso de sodio.

Trata de tomar al menos 8-12 tazas de agua durante el día para deshacerse de la hinchazón.

2. Come alimentos ricos en potasio

aguacate
Foto: Coyot/Pixabay

Procura que en tus siguientes alimentos haya potasio. De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón (AHA), el potasio reduce los efectos del sodio. Cuanto más potasio comas, más sodio perderás por la orina. El potasio también ayuda a aliviar la tensión en las paredes de los vasos sanguíneos, lo que ayuda a reducir la presión arterial.

Los alimentos ricos en potasio incluyen frutos como albaricoques secos, ciruelas pasas, pasas, aguacate, naranja y banana; verduras, como calabaza de bellota, espinacas, tomates, remolacha y brócoli; lentejas, frijoles rojos, soja y nueces; leche y yogurt.

3. Camina

caminar ejercicio
Foto: Shutterstock

Una caminata u otro tipo de ejercicio por al menos 30 minutos pueden ayudarte a aliviar los síntomas de la hinchazón al mantener los líquidos en movimiento a través de tu sistema. De acuerdo a LiveStrong, mantenerse activo también puede empujar el gas a través del tracto digestivo, un culpable común de las molestias en el estómago.

Reducir la ingesta de sal

Foto: Cottonbro/Pexels

La sal no solo te hincha, su alto consumo se asocia a la hipertensión y a un mayor riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares.

Cada día las personas consumen entre 9 y 12 gramos de sal, cuando lo que debemos estar ingiriendo es un máximo de 5 gramos de sal por día, menos de una cucharadita.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a los adultos consumir menos de 2 gramos de sodio por día. La cantidad adecuada sería equivalente 5 gramos diarios de sal, un poco menos que una cuchara de té.

La AHA recomienda no exceder los 1,500 mg de sodio al día para quienes son sensibles al sodio o tienen un alto riesgo de hipertensión.

Para reducir la ingesta de sal y la inflamación abdominal consume alimentos en su estado más natural, como frutas y verduras frescas, carnes y aves sin salsas añadidas y cereales integrales simples como la avena.

Cuando compres frutas y verduras enlatadas o congeladas, elije las versiones sin sal agregada y busca las opciones sin salsas agregadas. Evita agregar sal y verduras enlatadas con sal agregada a los platos caseros.

Cuando compres alimentos preparados y envasados, siempre revisa las etiquetas. Los estadounidenses consumen hasta el 75 por ciento de su sodio de alimentos procesados ​​como sopas, salsa de tomate, condimentos y productos enlatados.

Selecciona nueces o semillas sin sal, frijoles secos, guisantes y lentejas; caldos, caldos o sopas sin sal o bajos en sodio y sin grasa.

No uses sal durante la cocción y quita el salero de tu mesa. Usa especias y hierbas para realzar el sabor natural de la comida. No sales los alimentos antes de probarlos.

Los 6 alimentos populares con más sodio según la AHA son: panes, panecillos, galletas, pizza, sándwiches, fiambres y embutidos, sopas instantáneas y burritos.

Te puede interesar: