El desempate electoral en Georgia es un reto para votantes latinos

El presidente Trump y el presidente electo Biden buscarán apuntalar a contendientes de sus partidos

El presidente electo Joe Biden y el presidente Donald Trump harán campaña por el Senado en Georgia.
El presidente electo Joe Biden y el presidente Donald Trump harán campaña por el Senado en Georgia.
Foto: Getty Images

El 5 de enero es la elección en Georgia que permitirá el desempate entre candidatos al Senado y aunque los latinos solamente representan tres por ciento de los votantes elegibles, la creciente comunidad enfrenta un reto de participación ciudadana.

Hasta este domingo, poco más de tres millones de electores ya habían emitido su voto por adelantado, de los cuales solamente 67,282 eran latinos, reportó Elect Project, aunque hay 281,955 votantes de esa comunidad registrados.

Lulu Garcia Navarro, de Latinos por la Democracia, reconoció a NPR que aunque son pocos votantes en comparación con otros grupos, los latino serán clave en el proceso.

Un reporte de Bloomberg destacó que los republicanos han aumentado sus esfuerzos en las comunidades latinas, buscando ganar parte del atractivo que estos votantes tuvieron por el presidente Donald Trump en algunos estados, como Florida y Texas, en las elecciones de noviembre.

Los senadores republicanos David Perdue y Kelly Loeffler han buscado persuadir a los latinos con anuncios y algunos eventos, porque no importan que sean “pocos votantes”, ya que en una competencia tan rediña unos cuantos miles de votos marcarán la diferencia.

“Si puedes cambiar a 10,000 votantes de una manera u otra, eso podría definir la carrera”, dijo Daniel Garza, presidente de Libre Initiative, una organización afiliada a Americans for Prosperity. “Ellos inclinarán mucho la balanza”.

Los demócrata Jon Ossoff y Raphael Warnock han reconocido también la importancia de los votantes latinos, aunque en el Partido Demócrata ha habido cierta decepción por la cantidad de electores de esa comunidad que apoyaron al presidente Trump.

Garcia Navarro dijo que su organización ha enviado más de un millón de correos electrónicos y se ha aproximado de otra forma a posibles votantes.

“Nuestra comunidad está creciendo y cada vez más latinos son elegibles para votar… tenemos cada vez más presencia en el proceso político, que es en lo que realmente nos enfocamos en nuestro esfuerzo no partidista”, destacó.

La activista destacó que hay dos problemas que enfrentan los votantes latinos: el idioma y la desconfianza en procesos electorales.

“Hay dos asuntos, uno es el acceso por el idioma, tratamos de mantener suficientes voluntarios bilingües, pero no todos logran tener acceso a ese recurso cuando llega el momento de votar”, indicó. “(El otro) es un impacto cultural sobre quienes llegan a este hermoso país por oportunidades, pero varios miembros de nuestra comunidad han intentado evitar gobiernos corruptos… esa sensación no desaparece solamente porque vives en un nuevo país”.

La carne al asador

Según Georgia Votes, que está analizando datos de la oficina del secretario de Estado sobre la votación, de los votos emitidos hasta ahora 928,069 son ausentes por correo y 2,072,948 son de votación anticipada en persona.

Los esfuerzos de ambos partidos integran a sus máximos representantes, como el presidente Trump, quien  encabezará una manifestación en Dalton el lunes por la noche.

El presidente electo Joe Biden y la vicepresidenta electa Kamala Harris hacen campaña con los candidatos demócratas este domingo  y lunes.

Si los demócratas logran el triunfo controlarán el Senado, al tener el voto clave de la vicepresidenta electa Harris, pero si los republicanos ganan mantendrán la mayoría nuevamente, aunque mínima, lo que complicaría la agenda prometida por Biden.

La campaña de Perdue se complicó recientemente porque tuvo que someterse a cuarentena, después de que estuvo en contacto directo con un miembro de su equipo que dio positivo a COVID-19.

El cheque de $2,000

Un tema clave en la campaña es el incremento de $600 a $2,000 dólares al cheque de estímulo que el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell (Kentucky) se ha negado a someter a voto y podría afectar a los contendientes de su partido.

Este domingo en ABC News, el líder estatal del Partido Demócrata, Stacey Abrams, dijo que el incremento de nuevos votantes –que no participaron en la elección general del 3 de noviembre– podría deberse a la negativa de los republicanos por no aumentar la ayuda contra coronavirus.

“Son los republicanos quienes lo han hecho por nosotros”, dijo Abrams.