Estados Unidos perdió 140,000 empleos en diciembre, todos fueron ocupados por mujeres

Las mujeres han sido dos veces más vulnerables que los hombres durante la pandemia de coronavirus

Las mujeres han ocupado trabajos esenciales durante la pandemia de coronavirus.
Las mujeres han ocupado trabajos esenciales durante la pandemia de coronavirus.
Foto: Emanuele Cremaschi / Getty Images

La economía de Estados Unidos perdió 140,000 puestos de trabajo en diciembre, todos fueron ocupados por mujeres. Así lo revela un informe publicado por la Oficina de Estadísticas Laborales.

En números netos durante el mes anterior las mujeres perdieron 156,000 empleos mientras que los hombres ganaron 16,000. La tasa de desempleo se mantuvo en un 6.7 por ciento, la primera vez que no se ha registrado una mejora en siete meses.

Las más vulnerables

Durante la pandemia de coronavirus las mujeres han sido las más vulnerables. Un estudio de McKinsey & Company señala que las mujeres han sido dos veces más vulnerables que los hombres, esto se debe a que muchas industrias con mayor presencia de mujeres se vieron afectadas.

Las mujeres afroamericanas son quienes han sufrido más por la pérdida de empleos, según señala un informe de la NBC. En la pandemia han sido las más afectadas de manera financiera. Un informe adicional señala que las mujeres negras y latinas perdieron sus trabajos en diciembre mientras que las mujeres blancas ganaron más trabajos de acuerdo a la Oficina de Estadísticas del Trabajo.

Relacionado: El consumo de alcohol aumenta durante la pandemia, especialmente entre las mujeres.

Las mujeres negras latinas han tendido a ocupar de manera desproporcionadamente puestos de trabajo que han sido considerados esenciales como los trabajos en hospitales y las empleadas en las cajas de las tiendas de comestibles lo que las coloca en la primera línea de respuesta a la COVID-19 mientras que otras han sido empleadas de sectores muy afectados como la hotelería y el comercio minorista que ha sufrido despidos masivos, como lo señala la organización Global Citizen.

Una gran cantidad de las mujeres que pudieron continuar trabajando tuvieron que soportar aún la carga que implica el cuidado de niños o de integrantes de la familia que se encuentran enfermos y de acuerdo a la Escuela de Medicina Johns Hopkins sufrieron de mayor estrés y ansiedad.

Te podrá interesar: