El Servicio Secreto pagó $100,000 porque Ivanka Trump y Jared Kushner prohibieron a agentes usar baños de su casa

La hija del presidente Trump y su esposo resultaron algo especiales

El Servicio Secreto pagó $100,000 porque Ivanka Trump y Jared Kushner prohibieron a agentes usar baños de su casa
Jared Kushner e Ivanka Trump.
Foto: Tasos Katopodis / Getty Images

Los agentes del Servicio Secreto que cuidan a la primera hija Ivanka Trump y a su esposo Jared Kushner tienen prohibido utilizar cualquiera de los seis baños de su residencia en Washington, D.C.

Los oficiales que en el vecindario de élite de Kalorama en Washington, que preocuparse por amenazas de muerte, asegurar perímetros y lidiar con sospechosos tuvieron que enfrentar el reto de encontrar un baño.

“Con instrucciones de no usar ninguno de la media docena de baños dentro de la casa de la pareja, el destacamento del Servicio Secreto asignado a la hija y el yerno del presidente Trump pasó meses buscando un baño seguro”, indica el reporte de The Washington Post.

Agrega que recurrieron a orinal portátil, pero también a los baños en la casa cercana del expresidente Barack Obama, incluso la vivienda más alejada del vicepresidente Mike Pence.

Ante tantos problemas, esa agencia tuvo que alquilar un estudio con baño en un sótano, que cuesta $3,000 dólares de alquiler. Desde 2017 se han desembolsado $100,000 dólares del erario.

Aunque un portavoz de la Casa Blanca negó que Trump y Kushner impideran a los agentes en su casa de 5,000 pies cuadrados utilizar los baños, un oficial dijo que los agentes fueron excluidos a petición de la pareja.