Lo que un vasito de jugo de papaya con menta al día puede hacer por tu salud

El jugo de papaya es una bebida de inmenso potencial nutricional y medicinal. Es el remedio matutino perfecto para perder peso, aumentar las defensas y mejorar la digestión

La papaya es un tesoro nutricional, brilla por su aporte en antioxidantes, vitamina C y fibra.
La papaya es un tesoro nutricional, brilla por su aporte en antioxidantes, vitamina C y fibra.
Foto: Imagen de MICKEY MaD en Pixabay / Pixabay

Hoy en día todo aquello que nos acerque a vivir de manera más saludable es bien recibido y por supuesto la alimentación es la principal herramienta. Es por ello que actualmente han salido a la luz todo tipo de remedios naturales que se asocian con grandes propiedades nutricionales y medicinales, sobre todo se han vuelto un fiel aliado en la pérdida de peso. 

Si bien la oferta de tés, infusiones, licuados y jugos es extensa, y según los ingredientes que contengan son bebidas que aportarán diversos beneficios curativos. El común denominador es bajar de peso y combatir la inflamación. De tal modo que no existe una mejor alternativa que el magnífico jugo de papaya. 

Primero lo primero, hablemos sobre las maravillas de la papaya. Es una fruta increíble que ofrece una amplia gama de beneficios terapéuticos y nutricionales. Pertenece a la familia de la papaya Carica y es originaria de América, Mexico y Centroamérica, es una fruta tropical de gran tamaño. Se cuenta que en una de las arribadas de Colón a tierras americanas, fueron agasajados por los nativos con un suculento banquete, y sus hombres, que venían de una larga travesía, comieron en exceso hasta sentirse bastante mal del estómago. Sus anfitriones los condujeron entonces al bosque tropical y allí les dieron a comer papayas para aliviar sus problemas digestivos. Se dice que después de este suceso empezaron a nombrar a la papaya como “comida de ángeles”.

La papaya tanto en variedades crudas como maduras, ofrece una amplia gama de nutrientes. Es una extraordinaria fuente de vitaminas C, A (en forma de betacarotenos) y E, llama la atención su contenido en ácido fólico y su riqueza mineral en potasio, magnesio, cobre y fósforo. Sin lugar a dudas una de sus más grandes virtudes se asocia con su alto contenido en sustancias que llevan la salud a otro nivel: fibra soluble,  ácido alfa linolénico (de la familia de los aceites omega 3), alcaloides que regulan la presión arterial; fenoles y licopeno, de poderosa acción antioxidante.

Contiene un 88% de agua y es realmente baja en grasas y proteínas, están presentes en cantidades insignificantes. Por lo tanto es considerada una fruta muy ligera, baja en calorías e increíblemente saciante, todas estas virtudes le confieren una larga lista de bondades de las cuales hablaremos más adelante.

Lo cierto es que en los últimos meses el consumo de papaya se puso más de moda que nunca y muchas personas se han cuestionado sobre las mejores formas de consumirla. Si bien la manera más típica en América Latina es como fruta de mesa, en la India es un elemento bien importante en la cocina y da lugar a numerosos platillos vegetarianos. Sin embargo recientemente se ha comprobado que el jugo de papaya es una magnífica alternativa para quienes tienen poco tiempo o simplemente no les gusta consumirla como fruta. El resultado final es un jugo generoso, algo espeso y abundante, te invitamos a descubrir lo que este sencillo remedio matutino podrá hacer por tu salud.

Los beneficios de beber diario un vasito de jugo de papaya con menta:

1. Ideal para bajar de peso

El jugo de papaya debería de ser una bebida fundamental en las pautas alimenticias de todas las personas que quieren perder peso. Su rica composición aporta todos los elementos que se necesitan para adelgazar. En primero lugar llama la atención su alto contenido en fibra, que se distingue por su poder saciante, sus beneficios para controlar los antojos y comer en exceso, y claro facilita las deposiciones. Es una de las bebidas detox naturales más recomendadas en el campo naturista, lo cual se relaciona con su gran poder depurativo y diurético ¡Es perfecto para eliminar todo lo que no necesitas!

2. Aumenta la inmunidad

Una de las grandes cualidades nutricionales de la papaya es su excepcional contenido en vitamina C y otros poderosos antioxidantes que estimulan y protegen al sistema inmunológico. Un vasito de jugo de papaya al iniciar la mañana, es todo lo que se necesita para aumentar las defensas y niveles de inmunidad. Este sencillo hábito cumple con el 200% del requerimiento diario de vitamina C, es la bebida perfecta para proteger al organismo ante el ataque de agentes patógenos que causan enfermedades e infecciones virales. Lo mejor de todo es que es una fruta accesible y que está disponible todo el año. 

3. Previene el estrés

Aunque no lo creas el estrés puede asociarse con una deficiencia de vitamina C, es considerada una de las principales razones detrás de episodios de estrés extremo y cambios de humor muy marcados. Por lo tanto se ha comprobado que beber jugo de papaya diariamente, es un grandioso complemento natural para controlar mejor el estrés, regular los cambios de humor y restablecer el equilibrio hormonal.

4. Mejora la digestión

Es bien sabido que la papaya contiene una enzima única llamada papaína y que se asocia con grandes beneficios para mejorar el proceso digestivo. La razón es simple ya que tiene la capacidad de favorecer la digestión de proteínas. Además, se cuenta con un estudio publicado en la revista médica Neuroendocrinology Letters que confirma sus cualidades. En dicho trabajo de investigación se comprueban los grandes beneficios de consumir preparaciones hechas a base de papaya, ya que tienen el poder de reducir el estreñimiento, la acidez estomacal, la hinchazón y otros síntomas del síndrome del intestino irritable. Por si fuera poco se cuenta con otra referencia, como es el caso de este estudio publicado en Annals of the New York Academy of Sciences, en el que se sugiere que la papaya disminuye las condiciones estomacales precancerosas. Su alto contenido en agua y fibra también promueven la salud digestiva y benefician la flora intestinal. 

5. Protege la salud cardíaca

La papaya es un gran aliado del sistema cardiovascular, gracias a su poderoso contenido en antioxidantes protege al corazón. Se cuenta con un artículo muy relevante publicado en Preventive Medicine, en el cual se concluyó que los antioxidantes contenidos en el jugo de papaya, como la vitamina C y el licopeno, protegen al corazón ya que tienen la capacidad de regular las proporciones de colesterol LDL (malo) y HDL (bueno) en la sangre. Complementario a ello que se cuenta con una publicación del International Research Journal of Pharmacy, en la que se detalla que el extracto de papaya también tiene la capacidad de reducir los niveles de glucosa y lípidos en la sangre.

6. Contra el cáncer

El jugo de papaya tiene la virtud de ser rico en antioxidantes, flavonoides y fitonutrientes, de tal modo que integrar en la rutina cotidiana el consumo de jugo de papaya ayuda a combatir el daño de los radicales libres y así disminuye el riesgo de padecer diversas enfermedades crónicas. De hecho se cuenta con referencias que avalan los beneficios de la ingesta regular de jugo de papaya previene el cáncer de mama, colon y próstata.

7. Contra la inflamación

Es bien sabido que la inflamación crónica es la raíz de muchas enfermedades, y que el estilo de vida poco saludable pueden impulsar el proceso inflamatorio. Los estudios demuestran que las frutas y verduras ricas en antioxidantes, como la papaya, ayudan a reducir los marcadores inflamatorios considerablemente. De manera particular se cuenta con otro estudio, en el que se comprueba que los hombres que aumentaron la ingesta de frutas y verduras con alto contenido de carotenoides tuvieron una disminución significativa en la PCR, un marcador inflamatorio particular. 

Cómo hacer el jugo de papaya y menta:

Ingredientes:

  • 1 taza de cubos de papaya fresca
  • 1 cucharadita de miel
  • ¼ vaso de agua helada
  • Hojitas de menta fresca (lo equivalente a medio manojo)

Modo de elaboración:

  1. En el vaso de la licuadora agrega los cubos de papaya fresca y la miel. Vierte el agua helada y procesa a velocidad media.
  2. Añade las hojitas de menta y vuelve a procesar, hasta obtener un líquido homogéneo.
  3. Sirve en vaso grande y consume diariamente en ayuno.