Seguridad Nacional alerta de amenazas de terrorismo doméstico por grupos extremistas

El DHS advierte tensión por asuntos raciales, inmigración y lineamientos por COVID-19

Seguridad Nacional alerta de amenazas de terrorismo doméstico por grupos extremistas
El DHS menciona el ataque al Capitolio el 6 de enero.
Foto: ROBERTO SCHMIDT / AFP / Getty Images

Aunque no habían sido descartados en otros años como una posible amenaza, debido a su incremento, los grupos extremistas se volvieron protagonistas en la alerta del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El Boletín del Sistema Nacional de Asesoramiento sobre Terrorismo (NTAS) advierte que, tras el ataque en el Capitolio, hay amenazas de acciones de terrorismo doméstico en las próximas semanas.

La información sugiere que algunos extremistas violentos motivados ideológicamente con objeciones al ejercicio de la autoridad gubernamental y la transición presidencial, así como otros agravios… alimentados por narrativas falsas, podrían continuar movilizándose para incitar o cometer violencia”, indica la advertencia.

La alerta se aplica a partir de este martes y hasta el 30 de abril. Las amenazas, indican, iniciaron en 2020 en el marco del proceso electoral, pero también destaca las movilizaciones por conflictos raciales.

“Los extremistas violentos domésticos (DVE) se dirigieron a personas con puntos de vista opuestos que participaban en actividades de protesta no violentas protegidas por la Primera Enmienda”, indica el reporte.

Agrega que esos grupos abonan a la tensión racial y étnica, además de oponerse a la inmigración. Incluso menciona el atentado en El Paso, Texas, donde murieron 23 personas, la mayoría mexicanos.

Señala que tras el ataque al Capitolio el 6 de enero, algunos de esos grupos podrían “envalentonarse” para atacar a otros inmuebles de gobierno.

El DHS no descarta la acción de grupos extremistas con inspiración en grupos terroristas extranjeros.

El boletín se enfoca particularmente en los asuntos religiosos, raciales y étnicos, pero suma al COVID-19 como parte de las movilizaciones extremistas.

“Las amenazas de violencia contra la infraestructura crítica, incluidos los sectores eléctrico, de telecomunicaciones y de atención médica, aumentaron en 2020 y los extremistas violentos citaron información errónea y teorías de conspiración sobre COVID-19 para sus acciones“, advierte.

Aunque no insta a evitar el derecho a la manifestación, la autoridad sugiere evitar grandes multitudes, incluidas protestas.

El nivel de la alerta es uno, el cual se enfoca en explicar posibles amenazas a la seguridad nacional.

La alerta se suma a una advertencia del FBI sobre posibles actos violentos de grupos extremistas en las próximas semanas, al menos hasta marzo.