Descubre el poder adelgazante del anís y cómo integrarlo en tu dieta

El anís es una perfumada especia de gran potencial medicinal y adelgazante. Beneficia la digestión, aporta grandes propiedades diuréticas y antiiflamatorias

Integra en tu día a día el consumo de infusión de anís, es el perfecto aliado para acelerar tus objetivos de pérdida de peso.
Integra en tu día a día el consumo de infusión de anís, es el perfecto aliado para acelerar tus objetivos de pérdida de peso.
Foto: Imagen de Kai Reschke en Pixabay / Pixabay

¿Qué sería de nosotros sin las especias medicinales? Si bien se trata de uno de los más antiguos remedios curativos, en los últimos meses la tendencia de salud y nutrición nos invita a llenarnos de sus propiedades terapéuticas. Lo cierto es que cada especia se relaciona con particulares bondades y el anís, es uno de los más increíbles alimentos quemagrasas de la naturaleza.

El anís, es una de las especias más utilizadas en fitoterapia para potenciar la salud y acelerar la pérdida de peso. Su nombre científico es Pimpinella anisum y se obtiene de una planta alta de pequeñas hojas verdes, que llama la atención por sus bellas flores blancas y su fruto, que a menudo se denomina semilla. Las semillas de anís maduras son de color marrón verdoso o gris verdoso. Tradicionalmente se han utilizado como infusión o potenciador de sabores y aromas en postres, sin embargo es una especia que encierra numerosos atributos. 

Existen diversas variantes de anís, aunque básicamente sobresalen dos variedades que son las más populares y consumidos. En primer lugar tenemos al anís verde, originario del Mediterráneo oriental, rico en carbohidratos, así como en proteínas, vitaminas, minerales y fibra. Durante muchos siglos el anís verde se tomó con finalidades medicinales, ya que es un buen diurético y es una cualidad que sin lugar a dudas beneficia el adelgazamiento.  Sin embargo llama de manera muy especial la atención por sus cualidades digestivas, es muy útil contra la indigestión, inflamación y el reflujo. 

Por otro lado está el anís estrellado, originario de China y Vietnam y es cierto que se asocia con propiedades muy similares al anís verde. Sobre todo destaca su capacidad carminativa (disminuye los gases intestinales) y digestiva, por lo que es muy usual consumirlo en forma de infusión, ya que mejora la salud abdominal. Y es muy valorado por sus cualidades para tratar afecciones respiratorias, gracias a sus propiedades expectorantes. 

Beneficios del anís para bajar de peso:

Ahora bien sin importar la variante, las cualidades medicinales del anís han sido conocidas por el hombre desde los antiguos egipcios y romanos. Lo cierto es que en los últimos años con el auge de los remedios naturales, todos hablan sobre los inmensos beneficios del consumo de té de anís para acelerar el adelgazamiento. Descubre todo lo que esta sencilla y perfumada bebida podrá hacer por tu peso corporal.

  • Favorece el proceso de digestión. Es bien sabido que una de las más grandes cualidades del anís es que actúa como antiséptico o antiespasmódico y con ello es de gran ayuda para tratar diferentes problemas de digestión que suelen interferir en la pérdida de peso. Adicionalmente se sabe que el anís es un gran aliado para contrarrestar los efectos de alimentos muy condimentados y grasosos. 
  • Poderoso efecto diurético. Para garantizar una eficaz pérdida de peso es indispensable eliminar toxinas y el exceso de grasas, sales, desechos y líquidos retenidos en el organismo. El anís resulta el perfecto aliado para desintoxicarnos, también ayuda a depurar al hígado y así beneficia el adelgazamiento.
  • Controla los niveles de azúcar en la sangre. Su compuesto activo, el anetol, ayuda a mantener en equilibrio los niveles de azúcar en la sangre, y con ello mejora la función de las células del páncreas que producen la insulina. Es bien sabido que un correcto control de los niveles de glucosa, es clave para evitar el aumento de peso y mantener un sano peso corporal.
  • Disminuye la inflamación: Es bien sabido que la inflamación crónica es el origen de numerosas enfermedades crónicas, entre las que se destaca la obesidad y la diabetes. Se cuenta con un estudio, en el que sugieren que la semilla de anís puede reducir la inflamación para promover una mejor salud y la pérdida de peso. 

¿Cómo aprovechar los beneficios del anís en la cocina?

Los especialistas en nutrición enfatizan en que la manera más efectiva de consumir el anís, para perder peso es en infusión. Siempre bajo el marco de un estilo de vida saludable, que se caracterice por una dieta equilibrada y actividad física diaria. Se aconseja beber una taza en ayuno y una después de comida y cena. 

También puedes animarte a llenar de sabores, aromas y personalidad todo tipo de platillos. Las semillas de anís son el perfecto aliado para que se utilizan para hornear diferentes tipos de galletas, panes, budines y panqués saludables. A la vez son un gran complemento para integrar como un toque especial, en avena, quinoa, arroz integral y pastas. Además va de maravilla con todo tipo de mermeladas caseras, compotas, marinados y salsas. En algunos casos se aconseja el uso de anís en polvo, sobre todo para sopas y cremas. Es considerado un toque perfecto en ciertos tipos de carnes, como la de cerdo y el pato. Ahora ya lo sabes las especias no solo aportan un inigualable toque de sabor en cualquier comida, son un gran aliado medicinal y adelgazante ¡Que vale la pena tener muy cerca!