Nueva orden ejecutiva sobre coronavirus en Puerto Rico amplía acceso a establecimientos comerciales

El gobernador Pedro Pierluisi mantiene en vigor el toque de queda con un leve cambio

El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, en una foto de archivo.
El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, en una foto de archivo.
Foto: Angel Valentín / Getty Images

SAN JUAN – El gobernador de Puerto Rico, Pedro R. Pierluisi, presentó este jueves la nueva Orden Ejecutiva (OE) sobre la pandemia de la COVID-19 con cambios mínimos a la actual, uno de los cuales pasa por la hora de comienzo del toque de queda que será a la medianoche.

La nueva OE, que entra en vigor el domingo 8 de febrero de 2021, mantiene las restricciones de la orden anterior, aunque modifica ciertos aspectos como el toque de queda, que será desde la medianoche hasta las cinco de la mañana y estará vigente hasta el 14 de marzo de 2021.

Ocupación de establecimientos comerciales aumenta al 50 %

Los establecimientos comerciales podrán abrir hasta las 11 p.m. De otra parte, la ocupación de establecimientos comerciales aumenta al 50 %, excepto los restaurantes que se mantendrán en el 30 % de ocupación.

En ambos casos, se mantiene el requerimiento de 6 pies (unos 1.83 metros) de distanciamiento social.

Podrían reabrir escuelas

Aunque la Orden tendrá vigencia hasta el 14 de marzo abre la posibilidad de la apertura de escuelas, en línea con las recomendaciones de la Asociación Estadounidense de Pediatría, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el epidemiólogo Anthony Fauci y la política pública del presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

El regreso a clases será reglamentado por los Departamentos de Educación (DE) y Salud (DS), señala la orden.

Protocolos para centros de cuido y cárceles

Asimismo, se ordena al Departamento de Salud en conjunto con el Departamento de la Familia a establecer un protocolo con el propósito de permitir visitas a los centros de cuidado de adultos mayores de forma limitada y controlada, y evitando riesgos de contagio.

Se ordena lo mismo a los Departamentos de Salud y Corrección respecto a la visita a cárceles.

Sobre los eventos deportivos, se permitirán actividades de recreación y deportes, siempre y cuando cumplan con las regulaciones establecidas y por lo tanto, se ordena al Departamento de Recreación y Deportes (DRD) a publicar una carta circular sobre estas regulaciones.

Se exhorta a las escuelas del sistema de educación privado, así como a todos los establecimientos comerciales a registrarse en el bio portal del sistema municipal de investigación y rastreo de contacto (SMIRC).

“Siempre ha sido mi norte buscar el equilibrio, escuchando y atendiendo los sectores de salud y económicos para poder tomar decisiones que salvaguarden la salud de todos, pero también que no afecten más nuestra ya golpeada economía”, dijo el gobernador en una conferencia de prensa virtual.

Pierluisi se encuentra aislado tras haber estados en contacto directo hace unos días con el alcalde de San Juan, Miguel Romero, quien ha dado positivo a la COVID-19.

“Nuestra meta colectiva es regresar a una nueva normalidad, pero por el momento debemos continuar todos con las medidas de prevención para protegernos del virus. La mascarilla, el distanciamiento, y el lavado de manos sigue siendo el estilo de vida que debemos continuar llevando, aún así ya hayan recibido una o dos dosis de la vacuna”, sostuvo el gobernador.

“Si hay que restringir más o flexibilizar, así lo haré. Continuaremos observando las estadísticas, especialmente las hospitalizaciones y nuevos contagios, las cuales brindan un cuadro sobre el estatus de nuestro sistema hospitalario y su respuesta”, agregó.

En Puerto Rico hay 1,861 muertos desde el inicio de la pandemia y 88,060 casos positivos confirmados de la COVID-19.