7 datos esenciales que debes saber antes de presentar tu declaración de impuestos

Casi 3 de cada 10 contribuyentes obtienen su reembolso usando una declaración electrónica de impuestos y eligiendo la opción del depósito directo

En caso de trabajar desde casa podrías deducir algunos gastos durante la temporada de presentación de impuestos.
En caso de trabajar desde casa podrías deducir algunos gastos durante la temporada de presentación de impuestos.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

La pandemia de coronavirus desencadenó muchos cambios en Estados Unidos. Mientras una gran cantidad de personas perdieron sus empleos otros pasaron a trabajar desde casa y miles más han enfermado y han incurrido en facturas médicas imprevistas que afectarán el momento en que llegue la temporada de presentación de impuestos. Te presentamos siete datos esenciales que debes conocer antes de presentar tu declaración de impuestos.

1. La temporada de impuestos comienza el viernes 12 de febrero

En una semana más comenzará la temporada de impuestos, sin embargo, llega un poco más tarde que en años anteriores. El Servicio de Rentas Internas (IRS) necesita más tiempo para programar y probar sus sistemas después de los cambios que el Congreso hizo a la ley de impuestos del 27 de diciembre que proporcionó una segunda ronda de pagos de impacto económico entre otros beneficios.

2. 8 de cada 10 contribuyentes utlizan el depósito directo

La declaración de impuestos del 2020 será diferente a la de años anteriores debido a los cambios y circunstancias relacionados con la pandemia de coronavirus. El IRS está tardando más de lo habitual en procesar las declaraciones en papel por lo que ha hecho un llamado a los contribuyentes a presentar su declaración de manera electrónica y elegir la opción del depósito directo para recibir de manera más rápida el reembolso.

3. Presenta tu declaración tan pronto como puedas

El IRS afirma que, a pesar de la fecha de inicio del 12 de febrero, podrás presentar tu declaración inmediatamente a través de las compañías de software de impuestos, incluyendo los socios que aparecen en la herramienta IRS Free File, dos de ellos ofrecen asistencia en español. Estas empresas ya están aceptando declaraciones, y enviarán las declaraciones al IRS a partir del 12 de febrero y al departamento de impuestos de tu estado.

4. Podrías tener una deuda de impuestos sobre los beneficios de desempleo

Si has cobrado los beneficios de desempleo, es probable que no has gravado de manera correcta por lo que aún podrías tener una deuda.

En caso de presentar una solicitud antes de tiempo podrás conseguir un plan de pagos en caso de necesitarlo y quitarse una preocupación de encima.

Recuerda que la compensación por desempleo del año pasado está sujeta a impuestos y deberás incluirla en tu ingreso bruto.

5. No debes pagar impuestos por los cheques de estímulo

Los cheques de estímulo y los depósitos directos no cuentan como ingresos gravables. Según el IRS los pagos de estímulo son considerado un crédito fiscal en la declaración de impuestos, por lo que no tendrás que pagar por ello ni por cualquier cantidad adicional que puedas recibir en el futuro.

6. En caso de trabajar desde casa podrías deducir algunos gastos

La deducción de impuestos en caso de trabajar desde casa solo se aplica a las personas que trabajan por cuenta propia como los consultores, empresarios y contratistas. Siete estados ofrecen la posibilidad de deducir los gastos en caso de trasladar tu oficina a tu casa. Conoce cuáles son en esta nota que preparamos.

7. La deducción de gastos médicos con algunas limitaciones

Podrás deducir aquellos gastos médicos y dentales que superen el 7.5% de tu ingreso bruto ajustado de acuerdo al IRS. Recuerda revisar de manera cuidadosa los números con un preparador de impuestos o mediante un software.

Te podrá interesar: