Preocupa escalada de violencia callejera en la ciudad de Nueva York el inicio del 2021

Los asesinatos aumentaron en un 125% en el 'despertar' del Año Nuevo. El NYPD dice que han concretado 486 arrestos por posesión ilegal de armas de fuego, más que cualquier otro año desde 1995

Seis detenciones de sujetos vinculados con asesinatos y balaceras se concretaron esta semana.
Seis detenciones de sujetos vinculados con asesinatos y balaceras se concretaron esta semana.
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Ya se fue el primer mes de 2021 y la otra ‘pandemia’ que enfrenta la Gran Manzana –la violencia armada- sigue mostrando indicios poco alentadores este año nuevo: las cifras del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) especifican que las víctimas de disparos casi se triplicaron el recién terminado enero, si se comparan con las primeras cuatro semanas del 2020.

Treinta seis neoyorquinos, todos en los vecindarios más pobres, han sido alcanzados por proyectiles. Y el dato más inquietante es que los asesinatos aumentaron en un 125%, en los primeros 10 días de estas hojas del calendario, lo cual empieza a significar para la Uniformada una terrible ‘campanada’.

Ya en las primeras horas del mes de febrero, en plena tormenta invernal, las detonaciones tampoco cesaron.

Fuentes del NYPD dijeron a El Diario que hay una “preocupación extrema” y la “voluntad” de controlar por todos los medios la curva ascendente de violencia y criminalidad, para que se vuelva a recobrar el estatus de la ciudad más segura y densamente poblada del país, luego del peso que significa que el año pasado las balaceras hayan repuntado en un 100%.

En el mapa del Archivo de la Violencia Armada (GVA), una organización que pondera diariamente incidentes con armas de fuego en en el país, ubican a El Bronx y Brooklyn como los condados con más reportes de hechos violentos en toda la ciudad.

También en las cifras oficiales se subraya a El Bronx como el condado “más caliente”, con nueve asesinatos en lo que va de año seguido del norte de Brooklyn con seis víctimas fatales, y allí también salta a la vista un aumento del 300% en los disparos, en este despertar de un año nuevo.

Más detenidos con armas

Mientras los tiroteos van en alza, las cifras de arrestos por armas de fuego también.

En su discurso del ‘Estado de NYPD’, el comisionado de Policía Dermot Shea aseguró que se registró un aumento del 77% en las detenciones por tenencia ilegal de armas en las primeras tres semanas de 2021. Una tendencia que el máximo jefe policial de la ciudad de Nueva York describió como inquietante. Y una señal de que hay muchos componentes violentos en las calles.

“Estoy muy preocupado por la cantidad de arrestos por armas de fuego que estamos haciendo este año ¡Es alarmante!”, dijo Shea.

Los agentes de policía de Nueva York realizaron 486 arrestos por armas de fuego en enero de 2021, más que cualquier otro enero desde 1995.

El Comisionado volvió a atribuir la creciente violencia criminal a normativas jurídicas como la reforma de la Ley de Fianzas que como ha expresado hasta el cansancio, ha permitido que quienes violen la ley encuentren caminos para encontrar rápidamente la libertad.

“Necesitamos ayuda en términos de cambios legislativos. Lo deseable son jueces que cuenten con instrumentos jurídicos para mantener a las personas peligrosas lejos de las comunidades“, subrayó el Comisionado.

Los funcionarios también han citado el aumento de la actividad de las pandillas como un factor en aproximadamente la mitad de los tiroteos en la ciudad y han reiterado que apuntarán con fuerza a los líderes de las pandillas en un esfuerzo por reducir la violencia con armas de fuego en 2021.

Fernando Matteo, portavoz de UBA: los bodegueros cada vez la pasan peor con la ola criminal.

“Violencia impune creciente”

Nada más controversial que tratar de establecer las causas de esta escalada violenta en una ciudad que vive las secuelas de un 2020 en donde reventó una espantosa crisis de salud pública, la devastación financiera y el desempleo, a la par de modificaciones en las administración de la justicia penal, en medio de nuevas normas para intentar poner límites a la brutalidad policial.

En el corazón de los vecindarios de la Gran Manzana hay centenares de testigos que atribuyen el alza de la violencia a una “impunidad creciente”. Así lo califica Fernando Matteo, portavoz de la Asociación de Bodegueros de América (UBA), quien describe que estos comerciantes regados por los cinco condados pueden dar cuenta del perjuicio que causa la flexibilidad legal “que pone en libertad a delincuentes” en cuestión de horas o días.

“Si alguien tiene que hacer frente todos los días a la violencia en nuestros barrios más pobres, son nuestros bodegueros. Para ellos la vida se le ha complicado y cada día va de mal en peor. Ahora la tendencia es que los delincuentes entran y descaradamente se llevan productos sin pagar, porque saben que la seguridad pública no existe. Y si caen presos, a las horas la justicia los suelta”, argumentó Matteo.

El líder del gremio de uno de los establecimientos comerciales más expandidos en las calles de la Gran Manzana señala que aunque sus asociados han sufrido en primera línea el ataque con armas, “desde todos los ángulos” han sido las principales víctimas de ese discurso que “le ha quitado fuerza a nuestros efectivos policiales para dárselo a los criminales”.

Por su parte, oficiales del NYPD que prefirieron reservar su identidad, comparten que “no se debe olvidar” que la Ciudad restó al presupuesto de la Uniformada $1,000 millones de dólares y el número de oficiales de policía se redujo 7% entre el 2019 y 2020.

“Son una serie de decisiones políticas que nos quitaron autoridad. Nos calificaron a todos como racistas. Y eso de alguna forma impacta. La mayoría de nosotros tenemos un compromiso de hacer a Nueva York segura, a pesar de nuestros defectos”, aseguró un oficial de origen hispano.

Sigue el fantasma de protestas por justicia racial

Todos los fantasmas de las protestas en contra de la brutalidad racial por la muerte de George Floyd el verano pasado no ha sido un asunto del que pueda escapar del todo la Uniformada en estos primeros días de 2021.

Nuevas protestas el día conmemorativo de Martín Luther King terminaron en violencia, más de 20 detenidos y 11 policías heridos, recrudenciendo las demandas de centenares de organizaciones civiles de la ciudad que insisten en que los planes de vigilancia de NYPD son desproporcionadamente dirigidos a vecindarios pobres y de minorías raciales. 

Además, Leticia James, la Fiscal General del Estado de Nueva York demandó al NYPD el pasado 14 de junio por “los abusos generalizados en la forma en que los oficiales manejaron las protestas  después del asesinato de Floyd en Minneapolis.

La Fiscal quiere que un monitor designado por el tribunal supervise las tácticas policiales del Departamento en futuras protestas, y una orden judicial para declarar que las políticas y prácticas que utilizó la Uniformada durante las protestas de mayo y junio pasados ​​eran ilegales.

La demanda, presentada en un tribunal federal de Manhattan, marcó la primera vez en la historia que el Fiscal General del Estado ha demandado a un departamento de policía.

 

Toda va a empeorar

El sargento retirado de NYPD, Joseph Giacalone, quien es profesor de la escuela de Justicia Criminal del John Jay College hizo a medios locales cálculos inquietantes para los neoyorquinos: “Todo esto solo va a empeorar”.

“Después de un año, si la reforma de la ley de fianza fuera un éxito, quienes ayudaron a diseñarla estarían gritando desde las cimas de las montañas. Pero realmente es claro lo que pasa“, apuntó.

Las nuevas leyes de reforma estatal vigentes desde hace un año facilitan que los sospechosos de una larga lista de delitos sean liberados sin tener que pagar fianza.

Sin embargo, defensores de esas nuevas normativas tienen otro balance: defienden el descenso de la criminalización y encarcelación a minorías raciales de la ciudad.

Febrero arranca con el “frío” de seis balaceras

  • Seis personas resultaron heridas en tiroteos separados el pasado lunes cuando la ciudad enfrentaba la tormenta de nieve más feroz en cinco años, una cifra calificada por el propio comisionado de NYPD, Dermot Shea como “asombrosa”.
  • La víctima más reciente del tiroteo fue una mujer del Bronx, de 26 años, rozada en el brazo mientras estaba sentada dentro de su propio apartamento, en la Avenida Washington cerca de la calle180th este en Belmont, justo antes de las 10:30 p.m.
  • Las víctimas de los disparos también incluyeron a un hombre de 41 años que recibió un disparo en la pierna alrededor de las 9 p.m. mientras estaba en la calle Osborn cerca de la Avenida Pitkin en Brownsville, y un hombre de 32 años fue baleado en la espalda durante una pelea en el vestíbulo de un edificio en Beach Channel Drive cerca de la calle 54 en Far Rockaway.
  • Disparos versus decomisos de armas

    • 9 asesinatos por disparos se oficializaron en los primeros 10 días de 2021, lo que significa un aumento del 125% en contraste con el año anterior.
    • 31 balaceras del 1 al 10 de enero de este año, mientras que 25 se registraron el año anterior.
    • 17% es al alza general de los incidentes con pólvora en lo que va de 2021 en comparación con el mismo periodo de tiempo en 2020.
    • 3 asesinatos en el Alto Manhattan.
    • 4 asesinatos en Queens.
    • 6 de detenciones de personas vinculadas supuestamente con asesinatos y tiroteos fueron realizados en la última semana por NYPD.
    • 400 armas de fuego han sido sacadas de las calles de NYC en lo que va de año.
    • 486 arrestos por tenencia ilegal de armas de fuego en lo que va de 2021. lo que traduce en la cifra más alta desde 2005.