“Mi hijo era un negocio”: Madre del “Morro” García explota contra el presidente del Godoy Cruz

La madre del fútbolista arremetió contra el directivo del equipo

Santiago García fue encontrado sin vida el sábado 6 de febrero.
Santiago García fue encontrado sin vida el sábado 6 de febrero.
Foto: Alexis Lloret / Getty Images

Claudia Correa, la madre de Santiago García, el futbolista que fue encontrado sin vida el sábado pasado en su casa en Mendoza, con un disparo en la cabeza y el arma en su mano, llegó a Argentina para arreglar los trámites del deceso de su hijo y poder llevarse el cuerpo a su natal Uruguay, pero antes arremetió contra José Mansur, el presidente del Godoy Cruz, club al que pertenecía, por priorizar lo económico sobre la salud del jugador.

Mi hijo se murió por un negocio, eso era para él, su negocio. Hay gente que vive para hacer dinero con las habilidades de otras personas. Santiago me llamó el lunes para mi cumpleaños y me dijo que el sábado estaba en casa, pero a Mansur se le ocurrió pedir el otro 50% de su pase a Daniel Fonseca. Esto le imposibilitó irse y eso lo detonó. Me llevo las ilusiones de mi hijo en un cajón gracias a José Mansur“, exclamó en entrevista para Elnueve.com.

La señora Correa también reveló que cuando se enteró del fallecimiento de su hijo intento contactar al dirigente para pedirle explicaciones y solicitar su ayuda, pero nunca recibió respuesta, por lo que los gastos de su traslado corrieron a cargo de amigos y familiares.

Tenía 40 minutos que me enteré de la muerte de mi hijo y le escribí a Mansur. Este señor, que no se cansó de despreciarlo, manosearlo y de humillarlo, nunca me contestó. Estoy en acá en Mendoza, porque mi familia, mis amigos y todos mis compañeros me ayudaron para que pueda venir a retirar al cuerpo de mi hijo”.

La mujer también declaró que el presidente del club había hablado mal de su hijo en días anteriores a su crisis de depresión, la cual lo llevó a tomar un tratamiento psiquiátrico.

Mansur hizo la declaración de que mi hijo era un líder negativo y debería haberlo limpiado; le quiero decir que era un chiquilín que ayudó a todo gurí que encontró y nunca le faltó el respeto a nadie. Santiago estaba gordo porque estaba depresivo y no tenía entusiasmo por lo que hacía“, concluyó.